jueves, 21 de mayo de 2015

Perú Hundió 6 Buques de Guerra de Chile en la Contienda por el Guano y el Salitre de 1879

Medallón rescatado de los restos de La Covadonga - Homenaje equivocado porque la fragata Independencia se hundió por haber encallado y no por acción de La Covadonga cuyos marinos se dedicaron a acribillar a los naufragos

En la Guerra del Guano y el Salitre de 1879 entre Chile y Perú, se distinguió la marina de guerra peruana, sobre su par chilena, y muy por encima de la desastrosa actuación del ejército peruano de tierra.

La armada peruana hundió en la contienda 6 buques de guerra chilenos, mientras la marina de Chile no hundió ningún buque peruano.

La Marina de Guerra del Perú hundió a los buques chilenos:

-Esmeralda (espolón)
-Loa (cazabobos)
-Covadonga (cazabobos)
-Janequeo (combate)
-Fresia (combate)
-Guacolda (combate)

A pesar de su inferioridad numérica y tecnológica, la marina peruana fue más eficiente y eficaz que la marina chilena. 

Cuando uno ve al Huáscar cautivo en Chile puede, equivocadamente, pensar sobre la superioridad de la armada chilena, lo cual no es cierto. Fue necesario el máximo poder de fuego de toda la armada de Chile para detener el accionar del pequeño blindado peruano que la mantuvo en jaque por meses. Tuvieron que morir en combate Grau y todo el comando de la nave para que ésta sea capturada por el enemigo, Los malheridos sobrevivientes ya no pudieron completar el hundimiento de la nave gloriosa

Igualmente, el blindado Independencia no fue hundido por Chile, esta nave encalló en rocas submarinas no marcadas en los mapas de la época, los sobrevivientes fueron baleados hasta morir por órdenes del cruel marino chileno Condell mientras Grau recogía a los naufragos chilenos de la hundida Esmeralda.(jlhurtadov)

martes, 19 de mayo de 2015

1880: Perú Hundió con Cazabobos 2 Buques de Guerra Chilenos

Decio Oyague el marino peruano que hundió La Covadonga

Frente al puerto de El Callao, el 3 de julio de 1880, un cazabobos fabricado por la resistencia naval peruana, montado en una embarcación llena de frutas y hortalizas, explosionó al pretender los chilenos retirar la carga, hundiendo de inmediato al buque de guerra de Chile LOA.

Frente a Chancay, el 13 de septiembre de 1880, un cazabobos peruano, montado en una linda y atractiva embarcación, explosionó al momento de ser izada por los chilenos, de inmediato la nave de guerra chilena COVADONGA se hundió.

Lo peor que le puede ocurrir a una escuadra naval es perder sus navíos, no en combate, sino como consecuencia del estallido de cazabobos, pues denota muy bajo profesionalismo naval.

La Marina de Guerra del Perú hundió 3 buques de guerra chilenos, los ya citados con cazabobos, y la ESMERALDA espoloneada por el Huáscar de Grau. Además capturó, sin oposición, al transporte chileno RIMAC, apresando a todo un regimiento de élite.

En cambio, ningún buque de guerra peruano fue hundido por acción del enemigo, a pesar de que éste contaba con una armada más poderosa y moderna.

Chile capturó una nave, el Huáscar, pero solamente cuando toda la escuadra chilena lo había inutilizado, y habían ya muerto, Grau sus principales comandantes. Los pocos sobrevivientes del Huáscar malheridos, trataron de hundirlo, pero no culminaron a tiempo su tarea por el abordaje amenazante.

Con naves más antigüas y en mal estado, la Marina de Guerra del Perú fue más eficiente y eficaz en su accionar que la de Chile, en la Guerra del Guano y el Salitre de 1879. 

Acciones de este tipo, y los ataques constantes de las fuerzas de la resistencia terrestre a cargo de Andrés Avelino Cáceres y Lizardo Montero sirvieron para que Chile apure el retiro de su ejército y escuadra del territorio peruano, pues permanecer más tiempo hubiera significado su derrota (jlhurtadov)

Decio Oyague: Autor del hundimiento de La Covadonga

Video: xwishmasterx2

viernes, 15 de mayo de 2015

La Tragedia del Alto de la Alianza - Tacna 26 de Mayo de 1880

Lizardo Montero sentado y Miguel Grau a la izquierda

Un 26 de mayo de 1880 se produjo lo que se conoce como la Batalla del Alto de la Alianza. en la que Chile derrotó a los ejércitos de Perú y Bolivia.

No es mi propósito narrar la historia al detalle, sino los hechos trágicos que impulsaron la victoria chilena en el Alto de la Alianza en Tacna y luego en Arica, durante la miserable guerra del guano y el salitre del siglo XIX.

Nicolás de Piérola, había dado un golpe de Estado, asumiendo como dictador la presidencia del Estado peruano.

Lizardo Montero, un distinguido marino comandaba las fuerzas peruanas en Tacna, al mando del Primer Ejército.

Para evitar una victoria de Montero sobre los chilenos, lo que le daría muchos bonos políticos, Piérola deja de enviarle armas, municiones, alimentos, ropa, dinero y todo tipo de suministros.

A Montero se suman los bolivianos, mal entrenados, pésimamente armados,  y sin ningún deseo de combatir. Según el tratado de alianza defensiva Perú-Bolivia, el mando lo asume el comandante boliviano Narciso Campero.

La estrategia inicial era que los chilenos debían enfrentar al primer ejército peruano, debiendo ser atacados por sorpresa y por la retaguardia, por el segundo ejército peruano ,con sede en Arequipa, al mando del coronel Segundo Leiva.

Leiva, adicto a Piérola, recibe órdenes de demorar la marcha desde Arequipa hasta Tacna, así su ejército tarda un mes en aproximarse a Ilo, y al llegar detiene su marcha y retorna apresuradamente en pocos dias a Arequipa, sin haber realizado su cometido de atacar a los invasores chilenos.

Derrotado Montero en Tacna, los bolivianos huyen cobardemente a la serranía por segunda vez, para no participar más en la guerra, que duró unos años más.

En Arica comandaba el ejército peruano Francisco Bolognesi, quién no aceptó el pedido de rendición que le hicieron llegar los chilenos, esperando también la llegada del segundo ejército del coronel Leiva, lo que nunca ocurrió. Son incontables los telegramas de Bolognesi pidiendo que Leiva apure el paso, no conocía que Leiva había regresado a Arequipa declinando combatir.

En torno a Arica, no es muy clara la actuación del Ingeniero Teodoro Elmore quien según se dice, reveló a los chilenos la ubicación de las minas que protegían Arica, y los planos en detalle de las defensas peruanas. Debe esclarecerse la historia al respecto.

Hasta sus últimos momentos Bolognesi pensó que Leiva ya llegaba, por ello no se rinde.

Finalmente Bolognesi muere traicionado, siendo su ejército víctima del más cruel degollamiento al que fueron sometidos combatientes, rendidos y heridos, acto salvaje cometido por los crueles invasores chilenos.

Más que un héroe, Bolognesi fue una víctima de los propios peruanos.

La Tragedia y la miseria rodearon el desenvolvimiento de la guerra en Tacna y Arica.

Las malas acciones de Nicolás de Piérola, del coronel Segundo Leiva, y del Ingeniero Teodoro Elmore, convirtieron lo que pudo ser una victoria peruana y el fin de la guerra, en una sucia derrota.

Debe señalarse que el Estado peruano jamás investigó ni sancionó las condenables actuaciones de los peruanos y el 2° ejército que actuaron contra los ejércitos del Perú en Tacna y Arica, algo que debe realizarse.

Estamos seguros que si Bolognesi hubiera conocido que Leiva no iba a llegar nunca, hubiera preferido la rendición, porque sabía que sólo, la victoria era imposible, y él no era un suicida y menos un criminal. (jlhurtadov)

Páginas vistas en total