domingo, 30 de octubre de 2011

Restos de Soldados Chilenos de la Guerra del Guano y el Salitre Encuentran en Chavín de Huantar

Restos de soldados chilenos en Perú


por GABRIELA MACHUCA

Soldados chilenos de la Guerra del Pacífico enterrados en Chavín de Huántar. Así como lee. Esa es la principal hipótesis sobre la cual trabaja el arqueólogo estadounidense John W. Rick tras descubrir fortuitamente, en el famoso monumento, 32 restos humanos que en los últimos tres años vienen acumulando indicios que pueden llenar un vacío en las historias del Perú y Chile. Aunque no ha sido del todo comprobada, la premisa cobra cada vez más fuerza histórica y científica.

Son 9 hombres, 8 mujeres y 9 individuos cuyo sexo aún no se determina. Hay adolescentes, niños e incluso fetos.

Los primeros 26, que son analizados en Lima, fueron localizados en la explanada del edificio C del complejo entre el 2009 y el 2010. Ello al igual que los otros 6 descubiertos este año y guardados por ahora en el sitio.

“Desde que tocamos el primer hueso supimos que había algo en ellos completamente diferente. Desde entonces estamos “cabezones” tratando de descubrir quiénes son”, cuenta Rick, director del Proyecto de Investigación y Conservación Chavín de Huántar y profesor de la Universidad de Stanford.

Soldado chileno de la guerra del guano y el salitre de 1879 

¿Qué hizo pensar al equipo de expertos de Rick que podría tratarse de restos poscoloniales y no prehispánicos, como los que usualmente se encuentran ahí? La forma de los entierros.

“Es gente echada mirando hacia arriba, con las piernas extendidas y las manos cruzadas en el pecho o el estómago, lo que es una costumbre cristiana. Los entierros no tienen cajones, envolturas ni ropa. Pero hay, en varios de ellos, botones de metal corroídos a la altura de las rodillas como si fueran de botas. También están cerca del estómago. Pudieron formar parte de pantalones o cinturones. Además, hallamos una pequeña cruz de cobre y dos cuentas de lo que podría pertenecer, tal vez, a un rosario”, indica Rick.

Luego detalla una teoría interesante: los individuos habrían sido sepultados de forma abrupta. “Por la falta de ropa, lo pequeño de las fosas y la posición de los cuerpos, como si hubieran sido forzados a caber en los huecos, da la impresión de que no fueron entierros respetuosos. Además están muy cerca de la superficie, algunos a menos de un metro. Parecen, más bien, como si todos hubieran sido enterrados en un solo evento rápido y no en una secuencia larga como si se tratase de un cementerio”. (El Comercio)

jueves, 20 de octubre de 2011

Lizardo Montero Flores

Lizardo Montero Flores

Lizardo Montero Flores, (n. Ayabaca, Perú, 27 de mayo de 1832 - m. Lima, 5 de febrero de 1905) fue un militar y político peruano que ocupó la Presidencia provisoria del Perú de 1881 a 1883, reemplazando al presidente Francisco García Calderón Landa. Fue también Alcalde de Lima durante un breve período, en 1879.

Amigo y compañero de armas de Miguel Grau Seminario, Manuel Ferreyros y Aurelio García y García, todos ellos fueron conocidos como los Cuatro Ases de la Marina de Guerra del Perú. 

Fue un hombre culto y amable. Viajó a España en 1858 para retornar en 1862 y secundar la revolución del coronel Mariano Ignacio Prado, quien lo nombró comandante general de la Escuadra, interviniendo en el combate del Callao de 1866. 

Después de esto, desempeñó actividades políticas como senador por Piura, contándose entre los fundadores del Partido Civil. 

Fue ascendido durante el gobierno de Manuel Pardo a la alta clase de Contralmirante. 

Al estallar la guerra con Chile fue designado como Jefe militar de los departamentos del Sur con sede en Tacna, donde no recibió la ayuda necesaria. Tras la derrota del ejército aliado peruano-boliviano en la batalla del Alto de la Alianza en 1880, pasó a Lima para intervenir en la defensa de la ciudad, luchando en las batallas de San Juan y Miraflores, en 1881. 

Con el cargo de Jefe militar de los departamentos del Norte se trasladó a Huaraz y, ostentando el cargo de vicepresidente, se hizo cargo del Poder Ejecutivo cuando el presidente provisorio Francisco García Calderón Landa fue apresado y confinado a Chile. Estableció la sede del Congreso en Arequipa y tras la firma del tratado de paz de Ancón por el general Miguel Iglesias en 1883, abandonó el país para dirigirse a Bolivia y Argentina. 

Volvió en 1890 y fue elegido senador por Piura, hasta que se retiró a la vida privada en 1895.

Carrera Militar

Fue hijo de José Casimiro Montero del Águila y de Gregoria Flores Izaga. Inició estudios en la Universidad de Quito y, trasladado a Lima en 1851, ingresó a la Escuela Naval del Perú en calidad de guardiamarina. Con grado de alférez de fragata pasó a formar parte de la dotación de la goleta Mercedes y se halló en su naufragio frente a Casma, el 3 de mayo de 1854, donde pereció heroicamente su comandante Juan Noel y Lastra, al negarse abandonar su nave hasta que estuvieran a salvo toda su tripulación.

Pasó luego a la fragata Apurímac, a bordo de la cual secundó las incursiones revolucionarias que Manuel Ignacio de Vivanco efectuó a lo largo del litoral en 1857, y participó en los combates de Arica y Callao, durante aquella guerra civil.

Finalizada la contienda, viajó a España en 1858, retornando en 1862. Se le reconoció el grado de capitán de corbeta y se le confió el mando del bergantín Lerzundi, con el cual secundó la revolución acaudillada por el coronel Mariano Ignacio Prado contra el gobierno del general Juan Antonio Pezet en 1865. Fue ascendido a capitán de navío y nombrado comandante general de la Escuadra, durante el conflicto contra España. Durante el combate del Callao del 2 de mayo de 1866, situó las unidades peruanas entre las naves españolas y la población del Callao, impidiendo así la destrucción del puerto, en tanto que puso a los atacantes bajo los fuegos de las baterías costeras.

Se unió a otros marinos peruanos para protestar contra la decisión de contratar a John Tucker para dirigir la armada peruana en un plan de ataque contra las posesiones españolas en Filipinas. Fue sometido a juicio para ser finalmente declarado inocente.

En 1871 estuvo entre los fundadores del Partido Civil, que en 1872 llevó al poder a Manuel Pardo. Fue elegido senador por el departamento de Piura, cargo que ejerció de 1872 a 1876 y de 1878 a 1879. 

Contribuyó a debelar la revolución que Nicolás de Piérola inició en el sur en 1874 contra el gobierno de Pardo. En 1875 postuló a la presidencia del Perú, pero perdió las elecciones frente al general Mariano Ignacio Prado, que asumió el poder en 1876


Fragata Montero de la Marina de Guerra del Perú (2011)

Guerra del Guano y el Salitre

Tras la declaratoria de la guerra con Chile, se dice que Miguel Grau aconsejó al presidente Mariano Ignacio Prado que nombrara a Montero comandante de la Escuadra. Pero Prado, haciendo cálculos políticos, optó por darle el mando de las baterías de Arica. Luego, ya a fines de noviembre de 1879, lo nombró jefe político y militar de los departamentos del sur. Pero Montero no recibió los refuerzos y pertrechos que demandaba la defensa de Tacna y, tras la pérdida de esta plaza luego de la batalla del Alto de la Alianza, realizada el 26 de mayo de 1880, se replegó hacia Arequipa. Pasó luego a Lima, donde fue alcalde de la ciudad. 

Por decisión del dictador Nicolás de Piérola pasó a integrar el Estado Mayor y luchó en las batallas de San Juan y Miraflores, en los días 13 y 15 de enero de 1881, respectivamente.

Tras la ocupación chilena de Lima, marchó a Huaraz, como jefe político y militar de los departamentos del norte. Por acuerdo del congreso reunido en Chorrillos, fue elegido primer vicepresidente de la República en el gobierno provisorio de Francisco García Calderón Landa, el llamado Gobierno de La Magdalena.

Presidencia de la República

Tras el apresamiento y la deportación de García Calderón a Chile, Montero se convirtió en presidente provisorio, el 15 de noviembre de 1881. Inicialmente la sede de su gobierno estuvo en Cajamarca, luego en Huaraz y finalmente en Arequipa, donde instaló el Congreso de la República, que funcionó del 28 de abril al 20 de julio de 1883.

Siguiendo la línea de su antecesor, Montero continuó las negociaciones de paz con el gobierno chileno pero sin acceder a concesiones territoriales. Al mismo tiempo trabajó intensamente para proseguir la guerra junto a Bolivia, adquiriendo armamento en Europa y Estados Unidos que, con gran esfuerzo, llegó a puertos argentinos, desde donde fue llevado a Bolivia y a Puno. 

Brindó asimismo importante ayuda a la resistencia dirigida por el general Andrés A. Cáceres, reforzando su ejército de la Breña hasta en tres oportunidades.

Todo ello desmiente la leyenda negra que, al igual que el presidente Mariano Ignacio Prado, se ha cernido sobre su persona, acusándosele de no haber hecho nada en favor de la resistencia y de haber mantenido en la inactividad al ejército acantonado en Arequipa.

Pero tal vez el episodio que se le reprocha más es la retirada de las tropas peruanas de Arequipa, que fue enseguida ocupada por los chilenos, constituyendo así el último episodio de la guerra. Ello ocurrió algunos días después de la firma de la paz con Chile en el Tratado de Ancón, el 20 de octubre de 1883, obra del controvertido gobierno del general Miguel Iglesias.

En realidad, la idea original de Montero era hacer una retirada estratégica del ejército de Arequipa hacia Puno, para reorganizarse allí y contraatacar al enemigo, pero al surgir la división en el pueblo arequipeño (unos querían entregar la ciudad a los chilenos y otros resistir a estos), quiso organizar la defensa de Arequipa. Pero al caldearse más los ánimos, al punto de ser él mismo atacado a balazos por una turba de descontentos, decidió entonces retirarse, a fin de evitar una guerra civil dentro de la ciudad, lo que habría constituido una vergüenza, vista la cercanía de las tropas chilenas.

Montero dejó el poder en el segundo vicepresidente, que era Cáceres, a quien remitió una carta el día 28 de octubre, donde decía textualmente:
… mi alejamiento de Arequipa no tiene por objeto reconocer el gobierno impuesto por Chile, bajo la presidencia del sr. Iglesias, sino únicamente eliminar mi persona, a fin de que V.E. como segundo vicepresidente se encargue del gobierno provisorio constitucional, que es el que reconoce la nación peruana.

Montero abandonó Arequipa con dirección a Puno, acompañado de una pequeña comitiva, que en el trayecto de Chiguata tuvo aun que soportar el tiroteo de la gente enardecida. En Santa Lucía, Montero tomó el tren hacia Puno; de allí pasó a Bolivia y luego a Buenos Aires.

Durante los años siguientes, el Perú vivió una época de anarquía, con Iglesias detentando el poder en el norte del país y Cáceres dominando la sierra central. Finalmente, Cáceres triunfó y asumió constitucionalmente el poder, en 1886.

Últimos años

En 1890, ya de vuelta al Perú, Montero fue nuevamente elegido senador por Piura, cargo que detentó hasta 1894. Al triunfar la revolución cívico-demócrata que favoreció la exaltación de Nicolás de Piérola a la presidencia, en 1895, se retiró a la vida privada. Sólo aceptó, durante sus últimos años, una vocalía del Consejo Supremo de Guerra y Marina. Falleció en Lima en 1905. (wikipedia)

viernes, 7 de octubre de 2011

Las Líneas de Nazca Y otros monumentos históricos en América Latina están en proceso de destrucción


Veintidós monumentos o parajes de América Latina y el Caribe corren peligro de deterioro y necesitan conservación, entre todos ellos destacan las Líneas y Geoglifos de Nazca, en Perú, uno de los monumentos más conocidos en todo el mundo. También son incluidos entre los 22 la Ruta de la Amistad en México, la Casa sobre el Arroyo en Argentina y el centro histórico de Salvador de Bahía, afirmó hoy el Fondo de Monumentos del Mundo.

Esta organización internacional, con sede en Nueva York, incluyó esos lugares en su lista del año 2012, que comprende monumentos en once países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Guatemala, Haití, México, Panamá, Perú y la República Dominicana.

También forman parte de la lista el centro histórico de Santa Cruz de Mompox, en Colombia, el puente colonial de Tequixtepec, en el estado mexicano de Oaxaca, las casas del Barrio de Gengibre en Puerto Príncipe, Haití, y la Iglesia de San Juan Bautista de los Remedios, en Cuba.


"El World Monuments Watch hizo un llamado a la acción en nombre de los lugares en peligro del patrimonio cultural en todo el mundo", dijo Bonnie Burnham, presidente del Fondo. "Y mientras estos sitios son históricos, son tambien en gran medida en el presente, parte integral de la vida de las personas que están en contacto con ellos todos los días", agregó.

Las nominaciones son hechas cada año por gobiernos, organizaciones sin ánimo de lucro, expertos en conservación y otros grupos. El Fondo recibió un total de 266 nominaciones pero incluyó solo 67 emplazamientos en total. 

De Argentina y Perú se incluyeron tres emplazamientos respectivamente en necesidad de conservación urgente.

Información base: DFB, Ansa



video: http://www.youtube.com/user/periodistalatino

Nota: Realmente siempre se ha ejercido muy poca atención de las Líneas de Nazca por parte de las autoridades peruanas. Esperamos que la situación cambie con el Ministerio de Cultura recientemente creado por el actual Gobierno que tiene que hacer un plan integral y destinar recursos económicos para la investigación, conservación, custodia y buena administración del lugar. Cabe señalar la falta de confiabilidad de las avionetas que brindan el servicio de vuelo sobre las Líneas y ni se diga de los servicios de alojamiento y transporte terrestre para los turistas que en gran cantidad van a Nazca para admirar este monumento de la humanidad   

miércoles, 5 de octubre de 2011

Exposición sobre Machu Picchu se inaugura en el Parlamento Europeo celebrando 100 años de su descubrimiento


Una exposición fotográfica sobre el Machu Picchu se ha inaugurado este martes en el Parlamento Europeo, institución que ha querido así celebrar el centenario del descubrimiento del santuario inca en Perú.

El eurodiputado del PP español José Manuel García-Margallo y el embajador de Perú ante la Unión Europea, José Valdez Carrillo, han destacado la presencia simbólica en la Eurocámara de las imágenes del Machu Picchu.

La exposición está situada en un lugar privilegiado de la tercera planta, a escasos metros del hemiciclo del PE en su sede en Bruselas.

El Santuario Histórico de Machu Picchu, descubierto en 1911, es Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad reconocido por la Unesco desde 1983.

Fuente: ntn24.com















videos: http://www.youtube.com/user/perupresente

Breve Historia Completa de Machu Picchu una de las 7 Maravillas del Mundo

Machu Picchu - Cuzco - Perú La quebrada de Picchu, ubicada a medio camino entre los Andes y la floresta amazónica, fue una región ocup...