lunes, 30 de mayo de 2016

Fundación Española de Moquegua y el Cuerpo Incorrupto de Santa Fortunata

Santa Fortunata de Moquegua
Cuerpo Incorrupto

Los primeros españoles que llegaron a Moquegua lo hicieron a partir del año 1540. Eran buscadores de nuevas tierras para afincarse, luego de haberse realizado el reparto de otras zonas del territorio conquistado.

La fundación española de Moquegua fue el 25 de Noviembre de 1541. El nombre completo que se dió a Moquegua fue el de Santa Catalina de Moquegua.

Las actividades agrícolas fueron la principal actividad de los recién afincados, posteriormente las extendieron a la minería. 

Antonio Montenegro, registra a 34 familias españolas procedentes de Valladolid, España, las que se asentaron en el pueblo de Santa Catalina de Moquegua, siendo los cabezas de familia:

Ramón Hurtado de Mendoza,
Diego Fernández Maldonado,
Juan Guerrero de Vargas,
Alonso de Vizcarra,
Luis de Alcázar y Padilia,
Juan de Mazuelo,
Andrès de Espinoza,
Juan de Adrada,
Francisco de Saavedra,
Luis Vèlez de Còrdova,
Cristobal Pérez Cugate,
Martín Vélez de Córdova,
Bartolomé Julián Salazar,
Fernando de Tovar,
Juanes de Zaconeta,
Diego Fernandez Talavera,
Diego Velásquez,
Juan Bueno de Salazar,
Francisco Rodriguez Ballón,
Pedro de Villalobos,
Gabriel Ladrón de Guevara,
Gerònimo de Barrios,
Juan Escobar,
Diego Rodriguez de Santenda,
Julián Martínez, Baltazar Berru,
Isidro de Cáceres,
Pedro de Quiroz,
Juan del Rio,
Pedro Díaz,
Francisco Rodrìguez,
Diego Bravo, y
Gerónimo Duarte


Santa Fortunata

Santa Fortunata de Moquegua es una mártir venerada en la Iglesia católica; cuya festividad es celebrada el 14 de octubre de cada año. Su cuerpo incorrupto se encuentra actualmente en la catedral de la ciudad ciudad de Moquegua, en Perú.

No se conocen muchos datos de la vida de esta santa; sólo de que su martirio fue por degollamiento, y que su muerte ocurrió (según lo plantea un antiguo martirologio romano) un 14 de octubre.

Leyendas posteriores, afirman que fue hija de una patricia romana que fue invitada a participar en una procesión a Júpiter, mientras que sus cuatro hijos (Evaristo, Capronio, Prisciano y Fortunata) se negaron a hacerlo. Por ello, fueron torturados y posteriormente decapitados, al negarse a abdicar de su fe cristiana.

El deceso de la santa ocurrió hacia el año 300 d.C.,durante el gobierno de Diocleciano, en la antigua ciudad de Cesarea Marítima, en el actual Israel. 

Los restos de la santa partieron de Cádiz en octubre de 1796, traídos por los Misioneros del Colegio de Propaganda Fide de Moquegua. El viaje duró alrededor de dos años, recorriendo diversos destinos, entre ellos: África, Río de Janeiro, Buenos Aires, Córdova, Tucumán, Potosí, La Paz, Arica, Ilo, y por último, Moquegua. El 08 de octubre de 1798, el cuerpo de la santa ingresó al pueblo de Moquegua, donde fue bien recibida por los pobladores, poniéndose incluso un arco y una alfombra de flores para su ingreso a la misma. 

Tadeo Campo, responsable de los restos de la santa, dio origen a una de las tradiciones orales más extendidas por toda Moquegua: El de 'la predilección' que sentía la santa por esta ciudad:

Contaba el párroco, que, en ciertos destinos, el cuerpo de la santa 'se ponía muy pesado' impidiendo la culminación de su recorrido por la ciudad, sin embargo; en Moquegua sucedió todo lo contrario, y el cuerpo fue 'fácil de movilizar' en aquella ocasión. 

jueves, 19 de mayo de 2016

Chile Declara la Guerra al Perú: 5 de Abril de 1879

El repase
Chilenos accionan frente a soldados peruanos capturados, heridos o muertos

El 5 de abril de 1879, Chile declaró la guerra a Perú, iniciando así la miserable Guerra del Guano y el Salitre, mal llamada Guerra del Pacífico (*).

Perú se vio involucrado debido al Tratado de Alianza Defensiva celebrado erróneamente por gobernantes ineptos, con Bolivia en el año 1873.

Perú pudo optar por considerar el acuerdo como obsoleto, ya que Bolivia firmó un tratado de límites con Chile en 1874 sin consultar al Perú. Sin embargo, las autoridades peruanas decidieron, sin estar preparados para hacerlo, apoyar a los bolivianos.

El conflicto involucró a los presidentes Hilario Daza (Bolivia) quién se retiró de la contienda sin combatir; Mariano Ignacio Prado (Perú) quién dejó el país al inicio de la guerra y Aníbal Pinto (Chile), quién actuó bajo disposiciones de los empresarios ingleses interesados en explotar libremente los yacimientos de salitre y guano existentes en los territorios de Bolivia y Perú.

El salitre boliviano, y las tasas que este país fijaba a las empresas inglesas que lo explotaban con socios chilenos, fueron la causa del inicio del conflicto, por lo que esta guerra es más conocida como “La Guerra del Guano y el Salitre”. 

Chile cometió todo tipo de tropelías que excedían a lo que debía ser una guerra entre naciones civilizadas. Asesinatos de soldados heridos o capturados, fusilamiento sin pruebas de delito de civiles, saqueos de casas e instituciones públicas, asaltos a personas para apropiarse de sus prendas personales, incendios intencionados de locales y pueblos, etc. etc.

Mediante un forzado, oscuro y remunerado "Tratado de Ancón" que firmaron el 20 de octubre de 1883 representantes peruanos designados y manejados por los invasores, la sucia guerra del guano, protagonizada por 3 naciones subdesarrolladas de Sudamérica, llegó a su fin.

Cabe destacar que las fuerzas de la resistencia peruana, lideradas por Andrés Avelino Cáceres y Lizardo Montero, ya estaban ocasionando grandes derrotas a los chilenos en tierra y mar, por lo que éstos para evitar un desastre mayor, apuraron su retiro del territorio peruano, forzando una cesión territorial y llevándose  todos los bienes que cabían en sus barcos.

(*) La única y verdadera Guerra del Pacífico se dió entre Estados Unidos y Japón, y realmente tuvo como escenario una gran extensión del Océano Pacífico, de ahí su nombre, a diferencia de la sudamericana que solo se desarrolló por un breve tiempo en el mar frente a las costas de Chile y Perú. La verdadera Guerra del Pacífico empezó el 08/12/1941 y terminó el 15/08/1945.

Páginas vistas en total

Soporte Financiero