viernes, 23 de agosto de 2019

Misterios Sin Resolver: Raza Blanca en Perú Antes de la Llegada de los Conquistadores Españoles – Los Zarcos


Durante la conquista del territorio inca, los españoles se toparon con grupos humanos de raza blanca.

Esto es lo que escribió Pedro Cieza de León, cronista español presente en el proceso de ocupación del territorio del Imperio Inca:



“Son estos indios naturales de Chachapoyas los más blancos y agraciados de todos cuantos yo he visto en las Indias que he andado, y sus mujeres fueron tan hermosas que por sólo su gentileza muchas de ellas merecieron serlo de los incas y ser llevadas a los templos del sol; y así, vemos hoy día que las indias que han quedado de este linaje son en extremo hermosas, porque son blancas y muchas muy dispuestas. Andan vestidas ellas y sus maridos con ropas de lana y por las cabezas usan ponerse sus llantos, que son señal que traen para ser conocidas en todas partes”.

Hoy, en la región andina peruana de Chachapoyas y extendiéndose hacia la región vecina de Cajamarca. existen aun los individuos que se conocen como los “zarcos”, personas de rasgos europeos, bien parecidos, de tez blanca, ojos azules, y talla alta, quienes no provienen de colonos europeos, sino que su presencia en la región es descubierta precisamente por los europeos de la conquista.

Según escriben algunos, en una crónica se cita el nacimiento de un niño al que los chachapoyas consideraban como hijo de los dioses, por ser muy blanco y de ojos azules, de un tipo tan diferentes que incluso era difícil encontrarlo así en la misma Europa.

Los españoles que conquistan América definen a los chachapoyas blancos, rubios y de elevada estatura, por lo general, un palmo más que los mismos españoles.

Los chachapoyas blancos mantienen en su memoria que sus antepasados provenían del este. Al este de Chachapoyas está la región selvática del Amazonas y más allá el Atlántico.

Entre las representaciones que han quedado registradas en diversos edificios, podemos ver dibujos y figuras con representaciones de barcos de grandes proporciones, lo que nos da a entender que los primeros chachapoyas, bien podían haber llegado desde Europa a América vía marítima.

Siguiendo las corrientes oceánicas, desde el oeste de África habrían llegado hasta las costas de América del Sur, para, remontando el curso del rio Amazonas, finalmente instalarse en las más frescas regiones andinas, evitando el calor tropical.

Parecidos con otras etnias:

-Los chachapoyas eran temidos guerreros. Utilizaban como arma las hondas, idénticas a las de los antiguos habitantes de las islas Baleares.

-Eran maestros en el arte de la trepanación del cráneo, para aliviar la presión craneal, al igual que los celtas.

-También coinciden con los celtas en que coleccionaban cabezas cortadas de sus enemigos.

-Construían casas de piedra redondas, con un diámetro de entre 7 y 9 metros, casas idénticas a las celtas.

-Todavía hoy pueden verse las ruinas de las murallas de su imperio, muros enormes en elevaciones montañosas que recuerdan fortalezas europeas.

-Unas esculturas de rasgos indoeuropeos que impasibles observan el horizonte, halladas entre barrancos en las montañas, son muy similares a las que encontramos más hacia el oeste, en el Océano Pacífico, en la isla de Pascua.

Cuando el conquistador español Orellana, remontando el río Amazonas, llegó a las inmediaciones de la actual Manaos, los indios de la región le hablaban de unos hombres blancos, altos y rubios que vivían en ciudades más allá de la selva y que guardaban tesoros inmensos.

Más adelante, los conquistadores españoles, se encontraron con una delegación de 4 hombres blancos rubios y altos, bien vestidos y de formas educadas, quienes preguntaron a los españoles sobre las intenciones que tenían.

Los españoles les dijeron que buscaban convertir la región al cristianismo y someterles a la corona de Castilla. Se despidieron y nunca más volvieron a encontrarlos. ¿Podían haber sido unos enviados chachapoyas, o tal vez de algún otro centro poblado por blancos?.

Si nos centramos en los actuales descendientes de los chachapoyas blancos, vemos cómo aun en algunos aparecen rasgos raciales nórdicos, ojos claros, piel blanca rosada o pecosa, pese a que el mestizaje amerindio está muy avanzado.

Y quedamos aún con este misterio sin resolver.

¿Cuál es el origen de los primeros chachapoyas blancos que llegaron a América mucho antes de la llegada de los españoles?.


Nadie lo sabe.






No hay comentarios: