Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

jueves, 22 de junio de 2017

Imperio Inca: Viracocha - 8° Inca del Perú

Viracocha
8° Inca del Perú
Imperio Inca

Viracocha, fue el octavo gobernante del Imperio Inca en el período que corresponde a los años 1400 a 1438.

Tomó el nombre de Viracocha porque aseguró haber tenido un sueño divino en el que estuvo junto al dios Wiracocha. 

Tras el asesinato del Inca Yahuar Huaca fue difícil escoger a un heredero pues muchos de sus hermanos fueron asesinados a su lado. Hatun Tópac, no era hijo de Yahua Huaca, sin embargo fue presentado como tal. Pertenecía a la misma dinastía de su antecesor: los Hanan.

Conquistó los señoríos de Yucay y Calca, ahí en Calca construyó su propio palacio. Recibió ataques constantes de los Ayamarcas y Guayamarcas que logró sofocar exitosamente. Mejoró la agricultura y los abastecimientos incas. Amplió las arboledas y la producción textil, implantó los tocapus (figuras geométricas en la ropa de los nobles). 

Viajó al reino Aimara dejando como Vice-Gobernante a su hijo preferido: Inca Urco. 

En el reino Aimara, forjó la amistad de éste y otros señoríos. Al retornar decidió vivir en su palacio de Calca para estar permanentemente con Curi Chulpi, una esposa secundaria a quien amaba fervientemente más que a ninguna otra. 

Durante su gobierno, los poderosos Chancas le enviaron dos emisarios pidiendo su rendición y entrega incondicional de sus dominios, incluyendo Cuzco, este aceptó y escapó a Chita junto a sus sirvientes, esposas e hijos. 

Tras su rendición, junto con su hijo Inca Urco abandona la ciudad del Cuzco generando incertidumbre y confusiones. Sólo quedaron en ella sus capitanes principales, Apo Mayta y Vicaquirao, junto con los hijos de su Coya principal.

Junto con ellos quedó Cusi Yupanqui (Pachacútec), joven militar apoyado por Apo Mayta, hace un llamado general a las etnias vecinas, y tras conseguir aliados, combate, vence y expulsa a los Chancas del Cuzco, posteriormente mata a Inca Urco en defensa propia, acto que causa el resentimiento en Huiracocha, quién nunca más volvió al Cuzco desde su huida y murió en el olvido, muy canoso (cosa poco común en los hombres de etnia andina) y sofocado por la magnificencia de quién jamás nombró como sucesor: Pachacútec. (Datos: Wikipedia)

No hay comentarios:

Páginas vistas en total