Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

viernes, 6 de marzo de 2015

La Masacre de los Naufragos de la Fragata Peruana Independencia

Ancla de La Covadonga Rescatada del Fondo del Mar

En plena Guerra del Guano y el Salitre de 1879, mal llamada Guerra del Pacífico, durante una persecución de la fragata peruana Independencia al buque de guerra chileno La Covadonga, la primera encalló en una roca no consignada en los mapas de la época. 

Los historiadores peruanos registraron la masacre de los marinos de la Independencia por parte de los chilenos tripulantes de La Covadonga.

En su Narración histórica de la guerra de Chile contra el Perú, Mariano Felipe Paz Soldán (174-175) escribió: 

“La Covadonga huía velozmente, pero al observar que la Independencia estaba inmóvil y completamente recostada, regresó, vio que la tripulación se salvaba en botes y se dirigía a la playa vecina, en donde las fuerzas de tierra la esperaban para socorrerla; en esas circunstancias, Carlos Condell, comandante de la Covadonga mandó hacer fuego de cañón y de fusilería sobre los náufragos, victimándolos a mansalva y sobre seguro: contraste singular con lo que el noble Comandante peruano del Huáscar hacía en esos mismos momentos con los náufragos del buque de guerra Esmeralda de Chile, a quienes salvaba en sus propios botes; descuidando la protección a sus propios compañeros… Indigno y sanguinario comportamiento [el] del Comandante de la Covadonga con los náufragos de la Independencia.”

Otro destacado historiador peruano, Jorge Basadre describe: 

“Se llenó de agua el buque, apagáronse los fuegos y se suspendieron los calderos. La Covadonga regresó entonces para ametrallar a los náufragos. Los cañones de la Independencia contestaron aunque casi los cubría el agua; luego siguieron las ametralladoras de las cofas y los rifles y revólveres de la tripulación agolpada en la cubierta, hasta agotarse las municiones. Y a mansalva, la Covadonga siguió haciendo fuego a los tripulantes que nadaban en el mar y al buque mismo” (Basadre, 72).

Desde el 21 de mayo de 1879 dia en que ocurrieron los hechos, transcurrieron un poco más de 1 año y 3 meses, el 9 de septiembre de 1880, a las 15;15 horas, y la Covadonga con su criminal tripulación fue hundida por marinos peruanos frente al puerto de Chancay, luego de realizar un abusivo cañoneo contra una pequeña población inerme.

El Teniente Segundo de la Armada Peruana Decio Oyague, preparó un cazabobos. Un pequeño pero lindo y lujoso yate en el que se instaló una bomba la que fue cubierta de frutas y hortalizas.

El capitán de La Covadonga, Ezequiel del Campo, vio la atractiva embarcación y dispuso remolcarla hasta La Covadonga. Estando ya al costado de la nave, ordenó izarla con lo que se activó el mecanismo que hizo explotar la bomba causando el inmediato hundimiento de la nave. 

No hay comentarios:

Páginas vistas en total