Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

miércoles, 19 de febrero de 2014

Bergasse du Petit Thouars

Bergasse du Petit Thouars

En enero de 1881, durante la Guerra del Guano y el Salitre, cuando era inminente la entrada del ejército chileno en Lima, una escuadra francesa estaba en el Callao, al mando del contralmirante Bergasse du Petit Thouars.

Los diplomáticos de diversos países, se reunieron en Lima con los Comandantes en Jefe de las escuadras neutrales observadoras de la Guerra del Guano y el Salitre, por el temor que durante la ocupación se atacasen en forma vandálica las legaciones; tenían noticias sobre la destrucción y masacres cometidas en otras ciudades peruanas durante las batallas, y en especial el saqueo e incendio de Chorrillos, en el que se asesinó a civiles inocentes, peruanos y extranjeros, incluyendo italianos del cuerpo de bomberos. 

Durante la reunión acordaron autorizar a los comandantes de los buques de guerra de sus respectivas armadas que frenen tales desmanes bárbaros. 

La escuadra neutral estaba compuesta por naves italianas al mando del almirante Sabrano, inglesas al mando del almirante Sterling y francesas al mando de Bergasse du Petit Thouars, sus comandantes acordaron acordaron: “cuando entraran a Lima... si ellos atacaban a las legaciones, los civiles o a los neutrales en general, ellos habrían de capturar y hundir rápidamente la flota chilena. 

Petit Thouars se dirigió al Comandante de las fuerzas chilenas, General Manuel Baquedano, y de la escuadra chilena comodoro Galvarino Riveros Cárdenas, advirtiéndoles que deberían controlar los actos salvajes de sus tropas y evitar nuevos desmanes, como los ocurridos en Chorrillos, Barranco y Miraflores los días 13, 14 y 15 de enero de 1881; en caso contrario, se vería obligado a usar la potencia de fuego de la escuadra neutral surta en el Callao y echar a pique a las naves de la escuadra chilena.

La Victorieuse - Nave del Almirante Bergasse du Petit Thouars

Igualmente, ante la amenaza de bombardeo del puerto de El Callao y de Lima por parte de los chilenos, Petit Thouars habría dicho: "si ustedes atacan al puerto del Callao, los extranjeros bombardeamos Chile". 

Ante esta acción firme de Petit Thouars y demás marinos extranjeros, Baquedano cede y da órdenes para cesar los actos, ya de rutina en las hordas bárbaras chilenas.

Cabe agregar que según testimonio recogido por Ismael Portal, Petit Thouars era muy creyente en Santa Rosa de Lima, y que estando en Valparaíso sintió un llamado imperativo de acudir a Lima; luego en Lima le expresó a varios peruanos que Santa Rosa había salvado la ciudad de ser destruida por las tropas chilenas.

La madre de los Sagrados Corazones, también francesa, Hermasie Paget tuvo también una gran actuación para evitar la destrucción y actos vandálicos en Lima, intercedió con persistencia para ello ante Petit Thouars y otras fuerzas extranjeras.

Lima y el Perú viven eternamente agradecidos a estos 2 grandes ciudadanos franceses que frenaron la ejecución de actos de barbarie en Lima. 

No hay comentarios:

Páginas vistas en total