Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

miércoles, 22 de enero de 2014

La Heroica Resistencia de José Ramón Rodil en el Real Felipe

José Ramón Rodil y Campillo

La independencia de Perú no se selló en Ayacucho, el último cuerpo militar español en Perú no aceptó la capitulación del Virrey José de La Serna, y decidió resistir heroicamente, en condiciones de inferioridad, en el fuerte Real Felipe de El Callao.

El asedio del fuerte Real Felipe en el Callao fue el más prolongado y devastador ocurrido en la costa del Océano Pacífico, durante las guerras de independencia latinoamericana.

El asedio lo tendieron las fuerzas independentistas combinadas gran colombianas y peruanas contra los soldados comandados por el Brigadier José Ramón Rodil, que defendían la Fortaleza del Real Felipe del puerto de El Callao, quienes se negaron con honor y patriotismo a rendirse, rechazando acogerse a la capitulación de Ayacucho.

El sitio que empezó antes de las campañas de Junín y Ayacucho, se prolongó hasta su capitulación el 23 de enero de 1826, aproximadamente 2 años de asedio.

Se llegaron a disparar desde la fortaleza por los defensores 9 mil 533 balas de cañón, 454 bombas, 908 granadas, 34 mil 713 tiros. Los sitiadores independentistas dispararon 20 mil 327 balas de cañón, 317 bombas e incontables balas. 

A este severo ataque se sumó el bloqueo naval de las flotas combinadas de Gran Colombia al mando del almirante general Juan Illingworth Hunt (corbeta Pichincha y bergantín Chimborazo), Perú al mando del contralmirante Martín Guisse (fragata Prueba, corbeta Limeña y los bergantines Congreso y Macedonia) y Chile al mando del almirante Manuel Blanco Encalada (fragata O'Higgins y bergantín Moctezuma).

El 22 de enero de 1826 cuando casi todos sus soldados habían muerto y los sobrevivientes se alimentaban de ratas, Rodil aceptó capitular ante el comandante del asedio el general Bartolomé Salom obteniendo condiciones honrosas y llevando consigo las banderas de sus regimientos que fueron las últimas en abandonar el Perú. 

Con la entrega de El Callao, desapareció el último ejército español de América del Sur. 

Rodil, regresó a España en 1826 como Mariscal de Campo, y por sus méritos militares el Rey le otorgó en 1831 el título nobiliario de Marqués de Rodil.


División del Callao del Ejército Real del Perú - Regimientos Realistas 

Comandante en Jefe Brigadier José Ramón Rodil 

Unidades Cuerpos de Línea: 
Batallón Segundo del Regimiento Infante don Carlos 
Batallón Arequipa 
(ambos batallones: 1 mil 109 plazas) 

Regimiento del Río de la Plata (530 plazas) Caballería 90 jinetes Artillería 88 artilleros 

Total tropas de línea: 1 mil 817 hombres

12 Cuerpos de Milicia creados durante el sitio: 

Batallón de Obreros Guerrillas de Lima y Chancay 

Con las milicias movilizadas se llegaba a un total de 2 mil 800 combatientes.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total