sábado, 28 de septiembre de 2013

María Reiche Neumann


Maria Reiche Neumann es una mujer muy querida y admirada en Perú porque dedicó su vida a la protección y estudio de los enigmáticos jeroglifos de las Líneas de Nazca. Son admirables su gran esfuerzo, dedicación y entrega al trabajo que consideró su objetivo de vida. Su recuerdo es imborrable en la memoria de los peruanos.

Maria Reiche nació el 15 de mayo de 1903, en Dresden, Alemania – falleció en Ica, Perú el 08 de junio de 1998.

Fue una arqueóloga y matemática alemana célebre por sus investigaciones sobre las líneas de Nazca. Fue llamada La dama de la Pampa.

Se graduó en la Universidad de Dresden, siendo sus  inclinaciones las matemáticas, la geografía y la física.

Vino a Perú en 1932 para educar a los hijos del cónsul alemán en la ciudad del Cuzco.

En 1936 retornó a su país y un año después, a fines de 1937, volvió al Perú. Decidió establecerse en Lima, donde ofreció sus servicios como profesora de alemán. Fue contratada por la dama inglesa Amy Meredith, quien por ese entonces era dueña de un salón de té muy concurrido por intelectuales y personalidades de la sociedad limeña.

Fue en este lugar donde conoció al arqueólogo estadounidense Paul Kosok cuyos estudios la impulsaron a la investigación de las enigmáticas Líneas de Nazca, trabajo al que dedicó toda su vida.


Cuando Maria Reiche llegó al Cuzco, tuvo un accidente en el que se le clavó una espina en el dedo, la cual causó que su dedo fuera amputado. Ella se sintió muy sobrecogida, varios años después, al ver que la figura del mono en las pampas de Nazca también tenía nueve dedos en sus manos. Esta coincidencia la marcó profundamente y la interpretó como una señal de que había sido predestinada a trabajar en la protección de las Líneas de Nazca.

Maria Reiche formuló la teoría de que las Líneas de Nazca eran el calendario más grande del mundo. Dedicó toda su vida al estudio, a las medidas y orientaciones de los geoglifos estableciendo una relación entre ellos y la posición con respecto a los astros.

Demostró que los pobladores de Nazca habían utilizado a la astronomía para conocer cuándo empezaba cada estación, cuál era la mejor época para sembrar y cosechar y cuándo se iniciaban las lluvias.


Honores Recibidos

En Perú:

Condecoración de la Presidencia de la República en el grado de "Comendador" (1977).
Condecoración con la Orden de "Gran Oficial" de manos del Presidente del Congreso de la República (1981).
Las Palmas Magisteriales en el grado de "Amauta", otorgado por el Ministerio de Educación (1986).
La Ordenen la clase de "Gran Contralor"" otorgado por la contraloría General de la República(1990).
La Ordendel "Sol" en el grado de Gran Cruz, la condecoración más grande de la República del Perú, la Orden del Sol (1993).
La Ordenal Mérito "Gran Cruz" (póstumo) (1998).
La Ordende los sabios de los Incas.
Título del doctor honorario de la universidad de San Marcos.
Seis doctorados honoris causa.


En Alemania:

La Cruz Federal al Mérito primera clase de la República Federalde Alemania (1983).

Obras:

Los Dibujos Gigantescos en el suelo de las Pampas de Nasca y Palpa. Descripción y ensayo de interpretación; Editora Médica, Jirón Azángaro 906, Lima, 1948.
Geoglifos prehistoricos en el Perú (orig.: Prehistoric Ground Drawing In Peru); Offiz Indruck A.G., Stuttgart1955.
Secreto de la Pampa, 1968.
El pájaro Anunciador del Inti Raymi.
Contribuciones a la Geometría y la Astronomía en el Antiguo Perú; todos: edición del autor y de Dr. Renate Reiche, Stuttgart, 1968.
Sobre Reiche
Biografía sobre María Reiche de Clorinda Caller. Iberico, 1979.
Richter, Christiane: La herencia de María Reiche (orig. alemán: Das Erbe der María Reiche); en: Peru-Nachrichten, Themenheft: Die Costa; editor: Perubüro Heidelberg, Erzdiözese Freiburg, 2004.

Schulze, Dietrich / Zetzsche, Viola: Libro de estampas del desierto. María Reiche y los geoglifos de Nasca (orig. alemán: Bilderbuch der Wüste. María Reiche und die Bodenzeichnungen von Nasca); edición Mitteldeutscher Verlag Halle. (Fuente de Datos: Wikipedia – Composición: Personas Ilustres de Perú)

Video: documental de Alejandro Guerrero - Panamericana Televisión - Perú 


jueves, 5 de septiembre de 2013

Historia de la Papa: La Mayor Contribución Alimenticia del Perú al Mundo


Estudios genéticos realizados por muchos especialistas en la materia, indican que la papa fue domesticada originalmente en una amplia área del sur del Perú a partir de una sola especie silvestre. Desde ese sitio, la papa se difundió hacia el norte y hacia el sur, distribuyéndose por toda Sudamérica.

La cultura Tiahuanaco, primera cultura alto Andina peruana, tuvo estrecha conexión con la segunda Cultura Wari, con centro en la cuenca de Ayacucho, Perú. En la región central de Perú, dentro del área dominada por la cultura Wari, en el Cañón de Chilca al sur de Lima, el antropólogo F. A. Engel (1970) encontró papas fósiles con una antigüedad estimada de 10 mil 500 años y verificada de 7 mil 000. Más tarde, fue hallada, ilustrada y descrita una colección de 21 tubérculos de papa provenientes de 4 sitios arqueológicos diferentes situados en el valle de Casma en Perú, los cuales tienen una antigüedad de 4 mil a 3 mil 200 años.

La domesticación de los auquénidos (guanaco, llama, alpaca y vicuña) fue el paso previo hacia la domesticación de la papa, debido al estiércol de estos animales que se acumulaba en los corrales en los que eran encerrados. Las primeras generaciones de domesticadores de estos animales, indudablemente, debieron observar con asombro el crecimiento exuberante de las diferentes especies de plantas silvestres durante el único periodo anual de lluvias (diciembre a marzo), en particular cerca de los montones de estiércol descompuesto.

En los corrales, de área limitada y protegida, se facilitaba que toda la familia observase y apreciase las plantas que allí crecían. Bajo esas condiciones es altamente probable que la especie silvestre de papa Solanum brevicaule, tolerante a heladas y de abundante follaje en plena floración, no pasara inadvertida. El follaje de esta especie se seca inmediatamente después de la maduración de sus frutos, por lo que sería difícilmente observable. Sin embargo, aunque las plantas hubieran pasado inadvertidas durante su período de reposo vegetativo, los tubérculos habrían quedado almacenados en suelo seco y frío durante todo el invierno (junio a agosto).

Después del período de reposo (de mayo a septiembre), los tubérculos inician la brotación, estimulados por las primeras lluvias estivales y utilizando al mismo tiempo su reserva de agua (75 a 80%). Los brotes emergen del suelo cuando todavía no hay ninguna otra vegetación en la superficie, por lo cual son muy fáciles de distinguir y de cosechar. Estos tubérculos cosechados después de la brotación, reciben el nombre de "q'ipa papa" en aimara y pueden ser utilizados para semilla o para consumo. Posiblemente de esta manera se inició la presión selectiva del hombre, hasta obtener tubérculos de mayor tamaño y mejor calidad, como los de la primera papa cultivada (Solanum stenotomum).

El arte provee un testimonio adicional del papel central que tuvo la papa, y de la antigüedad de los productos procesados a partir de sus tubérculos, en las culturas pre-colombinas. En las cerámicas de la cultura Moche del norte del Perú (siglos I a VII) se muestran o representan tubérculos de papa o chuños, como también en urnas de la cultura Wari del Valle de Nazca (siglos VII y VIII) y en vasijas incas, más tardías.

Las primitivas variedades cultivadas de papa (papas indígenas o criollas) se hallan ampliamente distribuidas a través de los Andes, desde el oeste de Venezuela hacia el sur, hasta el noroeste de Argentina y los archipiélagos de Chiloé y de los Chonos en el sur de Chile. Como se mencionó previamente, esas variedades exhiben una gran diversidad tanto en su morfología, números cromosómicos y fisiología, lo que ha suscitado una gran cantidad de controversias entre los investigadores acerca de su ordenamiento taxonómico que todavía no han sido definitivamente resueltas.

El complejo de Solanum brevicaule se distribuye desde el centro del Perú hasta el noroeste de Argentina y sus miembros son morfológicamente muy parecidos a las papas criollas. La domesticación a partir de este complejo de especies silvestres involucró la selección para un mayor vigor durante los estadios vegetativos pero, principalmente, la selección de caracteres subterráneos tales como estolones más cortos, tubérculos más grandes y la reducción del gusto amargo debido a la presencia de altos contenidos de glucosinolatos en los tubérculos. Los análisis cladísticos y fenéticos llevados a cabo utilizando una gran cantidad de información del ADN tomado de todos los miembros del complejo de S. brevicaule y una muestra representativa de las variedades criollas han indicado que todas las variedades cultivadas forman un clado monofilético derivado de los integrantes peruanos del complejo. Estas "especies" peruanas no se hallan perfectamente definidas y los estudios taxonómicos indican que se podría tratar de una única especie, la cual, por principio de prioridad, debería recibir el nombre de Solanum bukasovii. Estos estudios genéticos indican que la papa fue domesticada originalmente en una amplia área del sur del Perú a partir de una sola especie silvestre. Desde ese sitio, la papa se difundió hacia el norte y hacia el sur, distribuyéndose por toda Sudamérica.

La papa cultivada fue vista por primera vez por los españoles en el valle de la Grita, en la provincia de Vélez (Colombia) en 1537. Así fue relatado por el conquistador, cronista e historiador español Pedro Cieza de León en su obra Crónica del Perú publicada en Sevilla en 1553, quien además añadió que él mismo la vio en Quito (Ecuador), así como en Popayán y Pasto (Colombia).44 Cieza de León la describió de este modo:
De los mantenimientos naturales fuera del maíz, hay otros dos que se tienen por principal bastimento entre los indios: el uno llaman papas, que es a manera de turmas de tierra, el cual después queda tan tierno por dentro como castaña cocida; no tiene cáscara ni cuesco más que lo que tiene la turma de la tierra; porque también nace debajo de tierra, como ella; produce esta fruta una hierba ni más ni menos que la amapola...

Se sabe que la papa fue llevada desde Perú a España en 1554 como una curiosidad. En 1573, las persistentes sequías y hambrunas consiguientes ocurridas entre 1571 y 1574 en Sevilla, empujaron al ecónomo de un centro benéfico de la ciudad a comprar "los nuevos tubérculos" que, debido a la escasa aceptación que tenían en el mercado, eran vendidos a precios irrisorios. Así comenzaron a plantarlas en la huerta del hospital para proporcionar comida a los enfermos. De esta manera, lo que las gentes refinadas rechazaban, se convirtió en excelente alimento para los indigentes hospitalizados. Los frailes del hospital, en vista de los magníficos resultados obtenidos, se dedicaron a plantar papas y por los alrededores de Sevilla comenzaron a verse las flores blancas del nuevo cultivo, que durante la primera mitad del siglo XVII se fue extendiendo por España y sus cosechas tuvieron como principales consumidores a los soldados y gentes pobres.

Fue luego llevada a Roma y, en 1588, el naturalista Carolus Clusius la describió como una "pequeña trufa" o "tartuffoli". Thomas Hariot, hacia 1586, llevó a Inglaterra ejemplares procedentes de las costas de Colombia.

A finales del siglo XVI la papa ya era un alimento común en Italia, Alemania, Polonia y Rusia; no así en Francia. Sería el farmacéutico y gastrónomo Antoine Parmentier quien popularizara el consumo de la papa en ese país a fines del siglo XVIII. Parmentier era conocido por sus banquetes ofreciendo la papa como novedad alimenticia.


Posteriormente se adoptó su cultivo en la Irlanda del siglo XVII. En dicha centuria, Europa soportó los efectos de unos inviernos duros que afectaron a la producción agrícola; a ello se unieron las enfermedades y las guerras, lo que redujo sensiblemente la mano de obra disponible para el campo. Estas penurias tuvieron una cierta prolongación en el siglo XVIII, a las que se sumaron la inestabilidad social y política de Francia. Durante el siglo XIX llegó a ser el alimento base de la población —Napoleón I pudo reunir y alimentar grandes ejércitos merced al rendimiento de la papa como alimento—.(Fuente de datos: Wikipedia)

Páginas vistas en total