Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

sábado, 5 de junio de 2010

Espeleólogos españoles con personal del INC descubren canal de alta ingeniería inca paralelo a vía férrea que conduce a Machu Picchu


Un acueducto de alta ingeniería inca, de 3.6 kilómetros de extensión, fue descubierto por espeleólogos españoles y especialistas del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Cuzco en la parte superior del Parque Arqueológico de Salapunku, ubicado en la localidad de Piscacucho, en el distrito de Ollantaytambo, provincia de Urubamba.

La agreste zona, a más de 2,630 metros sobre el nivel del mar con pendientes de 100 grados en piedra maciza, no fue obstáculo para los ingenieros incas de hace 550 años.

Ellos construyeron el canal para trasladar las aguas desde la quebrada de Huaytampo, en las faldas del nevado La Verónica, hasta el reservorio inca de Qhanabamba, paralelo a la vía ferrea Ollantaytambo-Machu Picchu, entre los kilómetros 82 y 85.

En medio de la copiosa vegetación se divisa la perfecta colocación de piedras, perforación de rocas y descensos. A la mitad del canal inca se divisan, además, pinturas rupestres con diseños en forma del Sol, la luna, un rombo y un rayo.

De acuerdo a los estudiosos, el sector donde se hallaron las pinturas rupestres pudo ser un adoratorio al Sol, a la luna y al rayo.

Fernando Astete, jefe del Parque Arqueológico de Machu Picchu y conocedor del hallazgo, informó que desde hace tres años se trabaja en mérito a un convenio entre la Universidad Jaime I de Castellón de España, el INC-Cuzco y el proyecto Ukupacha.

Recordó que el proyecto Ukupacha, integrado por bomberos e ingenieros, llegó en 2002 y decidió quedarse al ver solo el 0.01 por ciento del canal.

Salvador Guinot, bombero y director técnico del proyecto Ukupacha, afirmó que alrededor de 20 espeleólogos -algunos cuzqueños- trabajan en la exploración del canal, el cual sorprende por la forma en que fue construido.

“Al ver que se trataba de algo impresionante decidimos quedarnos, al ver que el canal tienen varios kilómetros nos dimos cuenta de la resistencia a estos años”, destacó.

Los espeleólogos cuentan con arneses, anclajes y una serie de equipos sofisticados para escalar, los cuales les ha permitido acceder a más vestigios a la altura del kilómetro 83 de la vía ferrea. Estos son acompañados por especialistas del INC.

Por estudios efectuados, Astete y Guinot coinciden en que este hallazgo supera a cualquier canal inca encontrado en los últimos años.

Precisan que los incas tenían amplios conocimientos en ingeniería civil y geológica, así como de arquitectura, antropología, sociología y hasta psicología.

Los trabajos de exploración y recuperación se hallan en un 60 por ciento y se efectúan con un presupuesto de más de un millón de nuevos soles, según el jefe del Parque Arqueológico de Machu Picchu. (Andina)



1 comentario:

GEOGRAFIA NO VESTIBULAR dijo...

Parabéns por este espaço.

abraços

Páginas vistas en total