Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

jueves, 15 de abril de 2010

Mario Vargas Llosa y la presidenta de Filipinas reciben en España el Premio Don Quijote


Los tifones de septiembre pasado impidieron a Gloria Macapagal-Arroyo, presidenta de Filipinas, recoger en octubre, como estaba previsto, el segundo Premio Internacional Don Quijote de la Mancha, concedido por la Fundación Santillana y la Junta de Castilla-La Mancha. Esta mañana, por fin, pudo unirse al otro galardonado, Mario Vargas Llosa, para recibir de manos del Rey la escultura de Manolo Valdés que les acredita como ganadores.

Presidido por don Juan Carlos y doña Sofía, el acto fue breve y sobrio. Hubo tiempo, eso sí, para celebrar los méritos de la presidenta y el escritor. "Al introducir la enseñanza de la lengua española en los planes de estudio nacionales, el Gobierno filipino reconoce la importancia creciente del español como lengua de comunicación global", se escuchó en la lectura del acta del jurado. Que continuó: "El proyecto de la República de Filipinas es una iniciativa educativa que amplía el área de colaboración política, institucional y económica que hoy se desarrolla en lengua española".

Entre tanto, en el autor de La ciudad y los perros se quiso reconocer al "intelectual comprometido con su tiempo". Durante los 50 años que han pasado desde que publicara su primer libro, Vargas Llosa, dice la misma acta, "no ha dejado de enriquecer con su magisterio el territorio creativo de la lengua española, integrando en nuestra tradición narrativa las más destacadas influencias de la literatura universal y haciendo de su propia obra literaria uno de los más sólidos y prestigiosos referentes de la cultura".

Entre los invitados a la ceremonia se encontraba al completo el jurado, presidido por José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha, e integrado por Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española de la Lengua; María Soledad Herrero, consejera de Cultura de Castilla-La Mancha; Gregorio Marañón, presidente de la Real Fundación de Toledo; la escritora Nélida Piñón; Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa -empresa editora de EL PAÍS- y presidente de su comisión ejecutiva; Emiliano Martínez, presidente del Grupo Santillana, y Basilio Baltasar, director de la Fundación Santillana, que actuó como secretario.

A ellos se sumaron, entre otros, Ignacio Polanco, presidente del Grupo PRISA, el embajador de Perú, Jaime Cáceres Sayán, y dos ex ministros de Educación de Brasil, Paulo Renato Souza y Cristovam Buarque. En la primera edición, el Premio Don Quijote recayó en el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y en el escritor mexicano Carlos Fuentes.
(Javier Rodríguez Marcos - El País – España)

No hay comentarios:

Páginas vistas en total