Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

martes, 10 de febrero de 2009

Los bailes andinos desatan entusiasta interés entre los jóvenes de Arica en Chile


En 2001 no eran más de siete comparsas y 300 personas que llevaron los bailes andinos a la última versión de la Ginga, una procesión de carros alegóricos y sambas que mezclaban lo andino y lo brasileño.

Al año siguiente, el carnaval pasó a llamarse "Con la Fuerza del Sol", y adquirió un carácter exclusivamente andino. Ayer, al concluir su VIII versión, las cuentas indican que hubo 4.500 danzantes de 46 comparsas que desde entonces proliferaron en poblaciones y valles ariqueños. Ellas bailaron hasta la madrugada de ayer a los pies del Morro, cerrando una fiesta que partió el viernes y tuvo tres alegres y coloridas jornadas.

Con alegorías que recuerdan remotos episodios coloniales y costumbres indígenas (caporales y morenadas: la esclavitud minera en Potosí; tinkus: peleas entre comunidades altiplánicas; tobas: tribus amazónicas aprestándose a la guerra), los bailes andinos ganan explosivamente adeptos entre jóvenes estudiantes y trabajadores de Arica.



Con su traje de lentejuelas, Mercedes Cruz Mamani (23) olvida esas tres noches su rutina de cajera en una pizzería. Por horas, al compás estridente de las bandas de bronces, baila ondeando su corta falda de "china" andina que reluce de mostacilla y perlas. "Es algo que llevamos en la sangre", afirma, tras terminar de bailar junto a los 'achachis' (galanes) disfrazados con pesados y rígidos trajes de cartón brillante y caricaturescas máscaras de rostros africanos asfixiados por la puna. En la Confraternidad de Bailes Andinos de Arica reconocen que la gran mayoría de los cultores ariqueños tienen antepasados recientes de Perú y Bolivia.

"En la zona hay una multiplicidad de gente aimara que viene de los países vecinos y mezcla sus costumbres con los aimaras de la precordillera y altiplano", explica el vicepresidente de la entidad, Cristián Santos. "Junto a los afrodescendientes, forman una plataforma de expresiones que estaba oculta y que aflora en el carnaval", añade.

Los ensayos son diarios cuando se acerca el carnaval. Conseguir el traje en Perú y Bolivia cuesta en promedio $100 mil. Además, hay que pagar a las bandas de bronces integradas por cuarenta músicos.

MAURICIO SILVA
Fuente: diario El Mercurio de Chile –
www.elmercurio.com

Blogalaxia Tags , , , , , , , , , , , ,
Technorati Tags
, , , , , , , , , , , ,

1 comentario:

Verónica A. dijo...

pues mira que no seré de Arica, pero cuando escucho una saya se me estruja el alma.
gracias por la info. Interasante blog

Páginas vistas en total