Cultura e Historia de Perú

Cultura e Historia de Perú

lunes, 30 de abril de 2007

Cultura Chavín


Ubicado en Chavín de Huántar, a orillas del río Mosna, tributario del río Marañón, en el Callejon de Conchucos, en la provincia de Huari, en la región Ancash, en la sierra norte del Perú, a una altitud de 3.137 msnm, en el piso ecológico quechua.

En su máxima expansión, se extendió hacia el occidente del territorio peruano, desde Ocucaje en la región Ica hasta Huayruro, en la región Tumbes. Pasando más allá dentro del territorio del actual Ecuador, entre el litoral y la ceja de selva. Como se dijo, formó el primer horizonte cultural, ya sea por dominio territorial o por influencia socio económica.

Esta cultura se desarrolló desde el 1500 adC, hasta el 500 adC; es decir, que durante diez siglos o un milenio, prevaleció su hegemonía en todo el quehacer andino de la región u área de influencia.

Fue una sociedad teocrática, cerrada, que dominaba por medio del miedo; adoraron al dios Wiracocha o dios de las varas con rasgos felinos (jaguar) y serpentinos (boas, serpientes) y sus ceramios y esculturas, tienen rasgos del mismo tipo, posiblemente relacionados con los mitos orales de los amarus o serpientes colosales de naturaleza elemental.

Puede decirse que en la evolución de esta sociedad de la comunidad andina convivieron hombres del ande, de la costa y de la selva, que en un engrane perfecto de productos de los diversos pisos ecológicos se dedicaban a:
· Actividades Primarias:
recolección, caza y pesca
· Actividades Nuevas (especializadas): agricultura, ganadería,
alfarería, textilería, orfebrería, arquitectura, escultura, pintura, hidráulica monumental y otras artes.

Los más hábiles destacaron y se hicieron categorizar por la comunidad y terminaron convirtiéndose en líderes, jefes, autoridades. Estos líderes forzaron por el miedo a la comunidad a producir más y mejor y terminaron imponiéndose a las demás, mediante el intercambio y el conocimiento secreto de los ciclos de producción agrícolas; los que tuvieron éxito, construyeron grandes edificaciones en honor a sus dioses.

El principal motivo del progreso de Chavín de Huántar, fue que se convirtió en la agricultura más moderna y productiva e innovadora de su época y dentro de esa agricultura, el maíz que ocupó el sitio principal conjuntamente con sus derivados, entre ellos la chicha de jora, que se convirtió en su fuente de riqueza y dominio. Parece ser que la economía de retribución, una versión mejorada del trueque fue la modalidad de pago en especies sagradas como el maíz. Esta economía de retribución, que incluso refiere intercambio de fuerza laboral, se generalizó y fue la modalidad imperante en sus transacciones, desde Chavín de Huántar hasta los Incas.

Como se dijo, la sociedad Chavín fue teocrática y el tirano rey sacerdote era el representante de la casta gobernante, posiblemente elegido entre los campeones de las casas gobernantes o panacas, tal como lo hicieran luego los incas. Esta casta gobernante formó el primer Estado del Ande. Esta casta sacerdotal, eran especialistas y grandes técnicos agrícolas hidráulicos, los cuales dominaban por el miedo a sus semejantes.

Entre sus logros, hay manufactura de gran calidad en la arquitectura, agricultura, hidráulica, cerámica y orfebrería, entre otros.

Correspondiente a este Primer Horizonte Cultural Chavín, están las culturas de Sechín, en la provincia de Casma de la región Ancash, en el piso ecológico chala (costa). Cupisnique, al norte del valle de Chicama, en la quebrada de Cupisnique, en la región La Libertad; la zona de influencia de esta cultura, fue por el norte hasta la ciudad de Chiclayo y por el sur hasta Ica. Parece ser que en todo sentido, compitió con Chavín. Kuntur Huasi (casa del cóndor), ubicada en el cerro La Copa, a 2.300 msnm, en la provincia de San Pablo, en la región Cajamarca. Su vigencia histórica se desarrolla entre el 1100 adC hasta los 50 adC.

Otras culturas del “chavinoide”, son Cerro Blanco, en el valle de Nepeña; Moxeke o Mojeque, en la margen derecha del río Casma. Pacopampa, en el distrito de Querocoto, en la provincia de Chota, región Cajamarca.

Es cierto que estas sociedades, ya sea para mantener la hegemonía de la que gozaban o para proteger su “modus vivendi”, debieron mantener un ejército capaz de garantizar las condiciones de desarrollo indispensables para su expansión y dominio y para mantener el “statu quo” de la época. Esto también se lograba mediante el terror infundido por sus esculturas (cabezas clavas), hidráulica (los templos rugían al paso del agua por canales de construcción no igualada hasta hoy) y arte.

La decadencia de Chavín de Huántar, parece ser que se debió más a estancamiento del desarrollo que a intervención militar de otras culturas; es decir, se “agotó como cultura”, siendo superada por otras culturas “más frescas” y posiblemente no basadas en una dominación por el terror.

A este respecto cabe añadir que algunos historiadores transversales apuntan a que este tipo de terror estaba más dirigido hacia los enemigos extranjeros y/o compatriotas que pretendían usurpar un poder legítimamente otorgado por entidades divinas aladas y relacionadas con el sol, más que para atemorizar al propio pueblo.

Basándose en analogías y paralelismos iconográficos y arqueológicos de las principales culturas en todo el mundo, todo parece indicar que algunas dinastías se perpetuaban a través de sacrificios, automutilaciones e incluso autoinmolaciones para hacer ver a su pueblo, a sus rivales y a sus enemigos, tanto un amor abnegado y sin límites hacia un pueblo que debía ser unificado para ser fuerte y próspero, como un desinterés por lo material que incluía en ello el propio cuerpo o partes de él.

Estas demostraciones que tanto nos cuesta entender hoy día, formaban imperios, y aguerridos ejércitos cohesionados por el amor reciproco a sus reyes y no por el miedo, formaban interminables huestes de voluntarios deseosos de emular a la familia real y alcanzar un lugar de honor en la piedra labrada que era lo mismo que encontrar un lugar en el corazón del emperador y en la memoria de su pueblo.

Cuando una ciudad era sitiada, un voluntario que había ingerido coca se presentaba desde algún relieve alto ante los sitiadores revestido en oro y piedras deslumbrantes para ser visto por todos, les sacaba la lengua y se la arrancaba de un mordisco en un baño de sangre antes de saltar al vacío. El horror hacía que se levantase el sitio sin mayor derramamiento de sangre y sin saqueo alguno. Eran mensajeros de paz, sus nombres eran grabados en el relieve donde habían hecho el sacrificio de su vida (generalmente un monolito) a cambio de vida para su pueblo que, hubieran acabado arrasados de otro modo.

Se forjaba así la leyenda de que detrás de una lombriz engalanada en los tesoros que codiciaba el insensato, aguardaba agazapado en lo más profundo de la pachamama el espíritu del jaguar.

sábado, 28 de abril de 2007

Presidentes de Perú

1821-1822 Don José de San Martín (Supremo Protector)
1822-1823 José de La Mar (Junta Gubernativa)
1822-1823 Manuel Salazar y Baquijano (Junta Gubernativa)
1823 José de la Riva Agüero (Primer Presidente)
1823-1824 José Bernardo de Tagle (Segundo Presidente)
1824-1826 Simón Bolívar (Dictador del Perú)
1826-1827 Andrés de Santa Cruz (Nacido en Bolivia)
1827-1829 José de La Mar
1829-1833 Agustín Gamarra
1834 Pedro Pablo Bermúdez
1833-1835 Luis José de Orbegoso
1835-1836 Felipe Santiago Salaverry
1836-1837 Andrés de Santa Cruz (Confederación Perú-boliviana)
1838-1841 Agustín Gamarra
1842-1843 Juan Crisóstomo Torrico
1842-1843 Francisco Vidal
1843-1844 Domingo Elias
1843-1844 Domingo Nieto
1844 Justo Figuerola
1844 Manuel Ignacio de Vivanco
1845-1851 Ramón Castilla
1851-1855 José Rufino Echenique
1855-1862 Ramón Castilla
1862-1863 Miguel de San Román
1863 Pedro Diez Canseco (Presidente interino)
1863-1865 Juan Antonio Pezet
1863 Pedro Diez Canseco (Presidente interino)
1865-1868 Mariano Ignacio Prado
1868 Pedro Diez Canseco (Presidente interino)
1868-1872 José Balta
1872 Mariano Herencia Zevallos
1872-1876 Manuel Pardo
1876-1879 Mariano Ignacio Prado
1879 Luis La Puerta
1879-1881 Nicolás de Piérola
1881 Francisco García Calderón
1881-1883 Lizardo Montero
1883-1885 Miguel Iglesias
1885-1886 Antonio Arenas
1886-1890 Andrés A. Cáceres
1890-1894 Remigio Morales Bermúdez
1894 Justiniano Borgoño
1894-1895 Andrés A. Cáceres
1895 Manuel Candamo
1895-1899 Nicolás de Piérola
1899-1903 Eduardo López de Romaña
1903-1904 Manuel Candamo
1904 Serapio Calderón
1904-1908 José Pardo y Barreda
1908-1912 Augusto B. Leguía
1912-1914 Guillermo Billinghurst
1914-1915 Óscar R. Benavides
1915-1919 José Pardo y Barreda
1919-1930 Augusto B. Leguía
1930-1931 Luis Miguel Sánchez Cerro
1931 David Samanez Ocampo
1931-1933 Luis Miguel Sánchez Cerro
1933-1939 Óscar R. Benavides
1939-1945 Manuel Prado Ugarteche
1945-1948 José Bustamante y Rivero
1948-1956 Manuel A. Odria
1956-1962 Manuel Prado Ugarteche
1962-1963 Ricardo Pérez Godoy
1962-1963 Nicolás Lindley
1963-1968 Fernando Belaunde Terry
1968-1975 Juan Velasco Alvarado
1975-1980 Francisco Morales Bermúdez
1980-1985 Fernando Belaunde Terry
1985-1990 Alan García Pérez
1990-2000 Alberto Fujimori Fujimori
2000-2001 Valentín Paniagua Corazao
2001-2006 Alejandro Toledo Manrique
2006-2011 Alan García Pérez


Foto: Plaza de Armas de Lima 1904

jueves, 26 de abril de 2007

Imperio Incaico: Los 12 Incas


La capaccuna era la lista oficial de gobernantes de la civilización Inca. Se especula que existieron más gobernantes de los que ésta acepta y que varios fueron borrados de la historia oficial del imperio por distintos motivos. En total, fueron doce los emperadores incas:

Dinastía Urin Cusco:
1200-1230: Manco Capac
1230-1260: Sinchi Roca
1260-1290: Lloque Yupanqui
1290-1320: Mayta Capac
1320-1359: Cápac Yupanqui

Dinastía Hanan Cusco:
1350-1380: Inca Roca
1380-1400: Yahuar Huaca
1400-1438: Viracocha Inca
1438-1471: Pachacutec
1471-1493: Túpac Yupanqui
1493-1525: Huayna Cápac
1525-1532: Huáscar

En contra de lo que se piensa, Atahualpa (que gobernó de facto el Imperio Inca entre 1532 y 1533) no forma parte de la capaccuna, ya que, a diferencia de los demás emperadores, nunca llegó a ceñir la mascaipacha (corona imperial), único símbolo de poder imperial en el Tahuantinsuyo, otorgado por las panacas reales del Cusco. Por tanto, es impropio llamarle sapa inca a Atahualpa, como algunas veces se le titula.

sábado, 21 de abril de 2007

INCA MANCO CAPAC


Fue el fundador de la civilización inca. Según la leyenda del Lago Titicaca, recogida por el Inca Garcilazo de la Vega, fue el héroe semidivino que por orden del dios Inti, su padre, fundó el Cusco y civilizó a muchas tribus con la ayuda de su mujer Mama Ocllo.

En la Leyenda del Cerro Tamputocco, relatada por Juan de Betanzos, es Ayar Manco, quien por designios del dios Wiracocha tomó posesión del valle de Acamama y fundó el Cusco después de derrotar a varias tribus con la ayuda de la valiente Mama Huaco.

Según el etnohistoriador Waldemar Espinoza, el fundador del Cusco fue hijo del rey Apu Tambo, de Taipicala-Tiahuanaco, quien dirigió el éxodo de su pueblo desde el Collao hasta Tamputoco (Pacaritambo, provincia de Paruro).

Al parecer Manco Capac nació en el siglo XIII d.C. en el poblado de Maucallaqta, cuyas ruinas existen en el distrito de Pacaritambo a 50 km. al sur del Cusco.

En realidad se sabe muy poco de la vida y obra de este personaje, sin embargo los principales cronistas le atribuyen algunos hechos dignos de mención como: la construcción del Inticancha, templo del Sol y sede de gobierno; su triunfo sobre las tribus huallas, sahuaseras y alcahuisas; la desecación de los pantanos del Cusco; y la división de la ciudad en cuatro barrios: Quinticancha, Chumbicancha, Sayricancha y Yarambuycancha.

Después de designar como sucesor a su hijo Sinchi Roca, Manco Capac murió y su cadaver fue momificado por sus descendientes que se agruparon en el ayllu real llamado Chima Panaca.

Durante el gobierno del Inca Pachacutec (S. XV) la momia o mallqui fue llevada al templo del Sol en una isla del Lago Titicaca.

jueves, 19 de abril de 2007

Exitosa Actuación de Javier Echecopar en Praga


El guitarrista y compositor limeño Javier Echecopar Mongilardi actuó esta semana en Praga, donde estrenó una suite barroca peruana basada en partituras de Matías Maestro y el Libro de cifras. La prensa informó que su actuación suscitó ovaciones.

Esta suite, con arreglos para cuarteto de cuerda y guitarra, se basa en partituras para vihuela del español Matías Maestro y en el anónimo Libro de cifras –conjunto de partituras para instrumentos de cuerda. Ambos materiales provienen de la época del Virreinato. Maestro es un artista del que aún se pueden apreciar varias obras en la Catedral de Lima y otros lugares del Centro Histórico.

Javier Echecopar, quien estuvo acompañado por el cuarteto praguense Stamic, destacó a Efe que “es la primera vez que se hace tal composición a partir de un manuscrito original para guitarra datado en los años 1760 a 1770”. La interpretación de estas y otras melodías, con ritmos de marcha, giga, minué o fandango, y algunas basados en el cusqueño Códice de Zuola (1670), se realizó ante unas quinientas personas en el auditorio del Palacio Liechtenstein de Praga.

El artista utilizó en su recital una guitarra clásica y otra barroca, copia de una original y fabricada por el artesano español Carlos González Marcos, precisó. El artista tocó y cantó, además, una marinera de 1910, que forma parte de la recopilación de melodías de la compositora Rosa Mercedes Ayarza, proyecto en el que el músico también colabora.
Algo másTras visitar la capital checa, el músico tiene previsto continuar su gira por Londres y París.

Javier Echecopar vivió varios años en Francia. Sin embargo, retornó hace algún tiempo al Perú, desempeñándose actualmente como profesor la Universidad Católica del Perú. A su vez, se dedica a investigar la herencia musical barroca latinoamericana, “de la que no se sabía nada hasta hace poco”, afirma.

martes, 17 de abril de 2007

Nueva Novela de Mario Vargas LLosa


Mario Vargas Llosa ha revelado que está escribiendo una nueva novela que confía cierre la trilogía comenzada con 'Elogio a la madrastra' (1988) y que continuó con 'Los cuadernos de Don Rigoberto' (1997). El probable título de esta nueva obra será 'Las cartas de Doña Lucrecia', explicó Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936) en una entrevista con la emisora mexicana W Radio.

La nueva novela, indicó el autor de 'La ciudad y los perros', tendrá los mismos personajes que sus dos predecesoras en la trilogía.

El escritor explicó en la entrevista que "no hay muchos intelectuales latinoamericanos hoy día" y criticó que "los escritores, los artistas, ahora tienen un gran desprecio por lo que es la participación cívica y la vida política". "El intelectual está desapareciendo", afirmaba Vargas Llosa, quien aunque no supo decir si esto es un fenómeno momentáneo o permanente, sí señaló que "marca una diferencia generacional bastante grande".

El autor aseguró que también los jóvenes, en general, tienen hoy día mucha menos participación en las esferas social y política que en generaciones anteriores. "En algunos casos se debe a razones positivas, porque hay hoy día democracias donde antes había dictaduras, y como hay democracia los escritores se dedican a escribir, los pintores a pintar, los músicos a componer y pueden darse el lujo de desinteresarse de la vida cívica", indicó. Por ello, concluyó el novelista, ven la vida "con un gran desdén y un desinterés absoluto".

lunes, 16 de abril de 2007

Virreyes de Perú


REY CARLOS I de España ó CARLOS V de Alemania (casa de Austria)
Francisco Pizarro * 1534-1540
Cristóbal Vaca de Castro * 1540-1544
Blasco Núñez Vela 1544-1546
Pedro de La Gasca * 1546-1550
Antonio de Mendoza 1550-1552
Melchor Bravo de Saravia * 1552-1555

REY FELIPE II (casa de Austria)
Andrés Hurtado de Mendoza, marqués de Cañete 1555-1561
Diego López de Zúñiga y Velasco, conde de Nieva 1561
-1564
Juan de Saavedra * 1564
Lope García de Castro * 1564-1569
Francisco de Toledo, conde de Oropesa 1569-1581
Martín Enríquez de Almansa 1581-1583
Cristóbal Ramírez de Cartagena * 1584
Fernando Torres y Portugal 1584-1589
García Hurtado de Mendoza 1589-1596
Luis de Velasco, marqués de Salinas 1596-1604

REY FELIPE III (casa de Austria)
Gaspar de Zúñiga y Acevedo, conde de Monterrey 1604-1606
Núñez de Avendaño * 1607
Juan de Mendoza y Luna, marqués de Montesclaros 1607-1615
Francisco de Borja y Aragón, príncipe de Esquilache 1615-1621

REY FELIPE IV (casa de Austria)
Juan Jiménez de Montalvo * 1621-1622
Diego Fernández de Córdoba, marqués de Guadalcázar 1622-1629
Luis Jerónimo Fernández de Cabrera, conde de Chinchón 1629-1639
Pedro Álvarez de Toledo y Leiva, marqués de Mancera 1639-1648
García Sarmiento de Sotomayor, conde Salvatierra 1648-1655
Luis Enríquez de Guzmán, conde de Alba de Liste 1655-1661
Diego de Benavides y de la Cueva, conde de Santisteban del Puerto 1661-1666


REY CARLOS II (casa de Austria)
Bernardo de Iturriaza * 1666-1667
Pedro Antonio Fernández de Castro, conde de Lemos 1667-1672
Bernardo de Iturriaza * 1672-1674
Baltasar de la Cueva Enríquez, conde de Castellar 1674-1678
Melchor Liñán y Cisneros 1678-1681
Melchor de Navarra y Rocafull, duque de la Palata 1681-1689
Melchor Portocarrero Lasso de Vega, conde de Monclova 1689-1705

REY FELIPE V (casa de Austria)
Miguel Núñez de Sanabria * 1705-1707
Manuel de Oms y de Santa Pau, marqués de Castelldosrius 1707-1710
Miguel Núñez de Sanabria * 1710

REY LUIS I (casa de Austria)
Diego Ladrón de Guevara 1710-1716
Mateo de la Mata Ponce de León * 1716
Diego Morcillo Rubio de Auñón 1716

REY FELIPE V (casa de Austria)
Carmine Nicolao Caracciolo, príncipe de Santo Buono 1716-1720
Diego Morcillo Rubio de Auñón 1720-1724

REY FERNANDO VI (casa de Borbón)
José de Armendáriz, marqués de Castelfuerte 1724-1736
José Antonio de Mendoza Caamaño y Sotomayor, marqués de Villagarcía 1736-1745
José Antonio Manso de Velasco, conde de Superunda 1745-1761

REY CARLOS III (casa de Borbón)
Manuel de Amat y Junyet 1761-1776
Manuel de Guirior 1776-1780
Agustín de Jáuregui y Aldecoa 1780-1784
Teodoro de Croix 1784-1790

REY CARLOS IV (casa de Borbón)
Francisco Gil de Taboada y Lemos 1790-1796
Ambrosio O'Higgins 1796-1801

JOSE I (casa Bonaparte)
Manuel Arredondo y Pelegrín * 1801
Gabriel de Avilés y del Fierro, marqués de Avilés 1801-1806
José Fernando Abascal y Sousa 1806-1816


REY FERNANDO VII (casa de Borbón)
Joaquín de la Pezuela 1816-1821
José de la Serna e Hinojosa 1821-1824

* gobernadores
En la foto: Virrey Andrés Hurtado de Mendoza

jueves, 12 de abril de 2007

El Virreynato de Perú


Mientras los españoles afianzaban su posición en las tierras del Incario y los nativos, liderados por Manco Inca, se refugiaban en Vilcabamba, convertido en eje de la resistencia a los invasores, en 1542 fue creado por orden real el virreinato del Perú.

La ciudad de Lima fue la sede del gobierno virreinal y acogió el 15 de mayo de 1544 al primer virrey del Perú, Blasco Núñez de Vela. La tarea de este funcionario chocó con los intereses de los encomenderos que, encabezados por Gonzalo Pizarro, se habían alzado en el Cuzco contra las Leyes Nuevas.

La guerra civil costó la vida al flamante virrey y sólo a partir de 1555, mandato del Virrey Andrés Hurtado de Mendoza, el Perú comenzó a vivir una etapa de mayor tranquilidad y prosperidad.

La nueva unidad política era más extensa en superficie que el virreinato de México. Abarcaba todo el continente sudamericano, excepto el Brasil portugués, las Guayanas y la costa del Caribe en Venezuela.

El ámbito del virreinato del Perú incluyó, en principio, la mayoría de las gobernaciones suramericanas. No obstante, el poder directo del virrey se manifestó sobre Lima, Charcas y Quito, pues éstas no tenían gobernador político. Mientras tanto, Panamá, Chile y el Río de la Plata eran territorios regidos por presidentes-gobernadores (autoridad máxima de una gobernación que cuenta con una Real Audiencia), que además eran capitanes generales, por tratarse de tierras de guerra. En consecuencia, actuaban con plena autonomía política dentro de la esfera del virreinato.

Quizás una de las particularidades más significativas del Perú estuvo en la temprana explotación de los metales preciosos, cuyo centro más importante fue el cerro rico de Potosí descubierto por los españoles en 1545. Estas riquezas permitieron a Lima un amplio predominio en América que, sin embargo, después del auge indiscutido del siglo XVI y parte del XVII, declinó y atravesó por un período de decadencia en el transcurso del último siglo colonial.

Finalmente, a lo largo del siglo XVIII, el virreinato del Perú sufrió un paulatino desmembramiento territorial que dio origen a los virreinatos de Nueva Granada y del Río de la Plata.

El Consagrado Guitarrista Javier Echecopar


Javier Echecopar sabe bien que el talento no puede vivir si no se cultiva, pues el tenerlo no es suficiente. Sólo el trabajarlo apropiadamente puede dar señales de éxito. Lo contrario es estrellarse con la amargura de la frustración.

En ese sentido, el consagrado guitarrista está volcando toda su experiencia como músico e investigador para la creación de la Escuela Superior de Música de la Pontificia Universidad Católica del Perú, de la cual será el director.

El guitarrista, quien viajará a Praga para ofrecer tres conciertos dentro del marco del prestigioso EuroArt Prague International Chamber Music Festival, donde estrenará su trabajo más reciente, Suite Barroca Peruana para guitarra y cuarteto de cuerdas, también tiene previsto visitar París, ciudad en la que sostendrá reuniones relacionadas con el proyecto de la Escuela Superior de Música.

“La creación de una escuela de este tipo es una necesidad. En el Perú existe una avidez y un talento para la música que no pueden ser desaprovechados. En ese sentido, con las autoridades de la Universidad Católica estamos realizando todo lo que se requiere para que pronto comience este proyecto, que tendrá una visión amplia de la música. Es decir, cubrir todo lo clásico y toda la riqueza que significa la pluriculturalidad de nuestra música peruana. Por eso habrá un centro de formación que tendrá como criterio tender un puente entre nuestra música y la escuela musical europea. Eso es fundamental”, manifiesta el concertista.

Apuntando a fortalecer este proyecto, Javier Echecopar ha ofrecido clases maestras en universidades norteamericanas como Berkeley, en California. Las posibilidades de cooperación académica son enormes. Este sueño está a punto de hacerse realidad.

Actualmente, Echecopar comparte su vida profesional con la grabación de sus nuevos CD, las clases maestras y sus conciertos alrededor del mundo. Dependiendo de cada programa musical utiliza diferentes guitarras en sus presentaciones, tales como: John Price (Australia, 1998), Daniel Moncloa (Perú, 1997), Joseph Benedid (España, c. 1790) y Miguel Farfán (Perú, 1863).

miércoles, 11 de abril de 2007

Zona Arqueológica de Chan Chan en Peligro


La zona arqueológica de Chan Chan, junto a otros 830 lugares considerados como patrimonio mundial, se encuentra en serio peligro debido a las variaciones climáticas que enfrenta el mundo, alertó ayer la Unesco.

Un reciente estudio realizado por esa organización a 26 sitios, revela que las alteraciones en el clima constituyen una amenaza a los sitios culturales y naturales. El informe de la Unesco prevé que el cambio climático provocará serios deterioros.

En el caso de Chan Chan, señala que las lluvias ocasionadas por el Fenómeno de El Niño “están socavando las frágiles construcciones de tierra de los vestigios de Chan Chan”, la antigua capital del reino Chimú.

El director de la Unidad de Gestión de Chan Chan, Cristóbal Campana, señala que la ciudadela registra al menos tres zonas críticas como consecuencia de las lluvias. Se trata de los sectores Rivero, Tschudi y Velarde, ubicados en la zona urbana de la ciudadela de barro. “Allí las precipitaciones se concentran en las cabeceras de los muros y en las torrenteras. Estamos poniendo coberturas especiales para evitar que el deterioro se agrave”, manifestó.

Sostuvo que se han observado algunas rajaduras o “craqueamientos”, producto de la humedad que dejan las lluvias y la condensación que causa luego el calor.

Reconoció que la situación actual de Chan Chan preocupa, pues no obstante los trabajos de conservación que se realizan, las precipitaciones se incrementaron desde marzo pasado.

martes, 10 de abril de 2007

Textiles de la Cultura Paracas


A finales del Período Formativo Superior (500 a.C) florece en la Península de Paracas una cultura extraordinaria por su gran aporte a la tradición textil de Perú.

En 1925, el arqueólogo peruano Julio C. Tello descubre en los cementerios de Cerro Colorado y Cavernas cuatrocientos veintinueve fardos funerarios, muchos de los cuales contenían hasta dieciséis mantos además de esclavinas, turbantes, paños y demás adornos de uso personal.

Tello, con base en el patrón de enterramiento, divide a la cultura Paracas en dos épocas:
Los tejidos Cavernas se caracterizan por ser de tipo geométrico y rígidos, predominando la técnica de doble tela. En ellos existe aún una fuerte reminiscencia en la representación del felino o seres antropomorfos geometrizados con cabellos serpentiformes.

Los tejidos Necrópolis, en cambio, presentan mayor maestría y delicadeza en los diseños debido a que eran bordados, lo cual permitía obtener hermosos motivos y creaciones llenas de color. Se representa personajes sosteniendo báculos o cabezas trofeo con fajas que atan a su cintura y se transforman en serpientes bicéfalas, con tocados rematados en un cuchillo ceremonial, nariguera, bigotera, etc.

En segundo orden, destacan los diseños naturalistas tomados tanto de flora y fauna tales como: serpientes, aves, felinos, peces, frutos, flores,etc. A esta época corresponden los mantos ceremoniales que se caracterizan por presentar una tela llana base sobre la cual se bordan los motivos decorativos en lana de camélido teñido en la más diversa armonía de colores, haciendo de estos tejidos los más bellos del arte textil precolombino.

Fuente: Museo de Antropología, Arqueología, e Historia de Perú

lunes, 9 de abril de 2007

La Confederación Peruano - Boliviana



La Confederación Perú-Boliviana es un Estado desaparecido constituido por la confederación de tres repúblicas, dos de ellas de efímera existencia: El Estado Nor-Peruano, el Estado Sud-Peruano y Bolivia, bajo la égida de Andrés de Santa Cruz.

La duración de esta confederación fue de sólo dos años, desde
1837 a 1839, destruido por un ejército formado por tropas chilenas y otras peruanas separatistas, contrarias a la Confederación.

A inicios del siglo XIX Simón Bolívar postuló la idea de la creación de una gran nación iberoamericana uniendo los recientes países liberados del yugo de España. Sin embargo, sus diferencias con otros líderes sudamericanos hicieron fracasar la idea. Esta iniciativa influyó en personajes como Andrés de Santa Cruz, quien pensó en unir en un solo país a Perú y Bolivia (anteriormente conocida como Alto Perú).

El 23 de febrero de 1835 en el Perú, siendo presidente constitucional Luis José de Orbegoso, Felipe Santiago Salaverry tomó a la fuerza el control del país, si bien es cierto que Orbegoso quedó con el control del sur del país.

Santa Cruz, entonces presidente boliviano, le ofreció su apoyo para vencer a Salaverry y consolidar su gobierno, bajo la condición de que éste le diera las facilidades necesarias para que su idea integradora viera la luz. Orbegoso aceptó, y con la ayuda de Santa Cruz, venció a Salaverry en la batalla de Socabaya el 7 de febrero de 1836, mandándolo fusilar, y retomó el gobierno del Perú.

El 9 de mayo de 1837 la Confederación fue oficialmente promulgada por los representantes de las tres regiones en el Congreso de Tacna, antecedida por las pertinentes decisiones de dividir el Perú en dos estados y aunársele la República de Bolivia.

Al igual que Orbegoso, Santa Cruz también tenía bastantes opositores y enemigos nacidos en los frecuentes enfrentamientos caudillescos de los primeros años de la historia del Perú. Entre esos enemigos se encontraban poderosos personajes como Agustín Gamarra y Ramón Castilla, quienes a la sazón fueron desterrados y coincidieron en Chile.

Chile consideró que la creación de la Confederación significaba una clara amenaza y una muestra de las intenciones expansionistas de Santa Cruz. En ese sentido, Chile declaró la guerra a la Confederación y formó, junto con tropas peruanas contrarias a Santa Cruz, un ejército restaurador cuyo objeto era destruir la confederación y lograr "liberar al Perú y deshacer su innecesario desmembramiento".

El Ejército Restaurador invadió territorio del Estado Sur Peruano y se libraron varias batallas, las que causaron la derrota de Santa Cruz, su retirada a territorio boliviano y el fin de la Confederación. El 25 de agosto de 1839 Agustín Gamarra asumió el Gobierno del Perú, declaró el fin de la Confederación Perú-Boliviana y la extinción de los estados Nor y Sur Peruanos mediante el retorno a su unidad en el Estado Peruano.

Cabe señalar que Gamarra no fue ajeno a la idea de Santa Cruz de crear una gran nación andina, pero en su plan esta idea no se podía realizar mediante una Confederación en la que, según su idea, era Bolivia la que llevaba el papel predominante. Al contrario, Gamarra, cusqueño de nacimiento, pensaba que el territorio boliviano pertenecía al Perú y debía volver a él mediante su recuperación. Es por ello que a partir de ese momento se inició una guerra contra Bolivia mediante la cual Gamarra pensaba anexarse todo el territorio de esa república.

Gamarra, hombre de batallas, dirigió sus tropas en la misma zona del combate y murió en la
Batalla de Ingavi. La muerte del caudillo fue el desencadenante para la derrota peruana y la consolidación total de Bolivia como nación soberana, autónoma e independiente, encabezada por su Presidente José Ballivián.

Organización Territorial de la Confederación:

Estados:

Nor-Peruano:

Libertad
Amazonas
Lima
Junín

Sur-Peruano:
Arequipa
Ayacucho
Cusco
Puno

Boliviano:
Cochabamba
Chuquisaca
La Paz
Potosí
Santa Cruz

domingo, 8 de abril de 2007

Homenaje a Cesar Vallejo


Un homenaje a César Vallejo, en el que se alternarán números musicales, recitales de poesía, danza y cine, se realizará a partir del 15 de abril en Italia para conmemorar el 69 aniversario de la muerte del gran poeta peruano.

Con motivo de este homenaje estarán por primera vez en la capital italiana, los Danzaq con la tradicional Danza de las Tijeras y se presentará los cortometrajes “Traspié entre 46 estrellas” sobre César Vallejo, realizado por el profesor Stephen Hart y “César Vallejo, un Poeta de película”.

El 15 se iniciará el programa en Roma con una mesa redonda en la que participará el profesor Stephen Hart (presidente del Instituto de Estudios Vallejianos de Londres), de la doctora Fanny Rubio (directora del Instituto Cervantes de Roma), del poeta Carlos Henderson (presidente de la Asociación Amigos de César Vallejo de París), y del español Carlos Fernández que revelará sus últimos descubrimientos sobre algunos aspectos de la vida y obra vallejiana.

El 19 en Milán continuará el homenaje, con una segunda mesa redonda en la que participarán el director del Instituto Cervantes, Dr. Antón Castro; la asesora de la Partecipazione, Pace e Cooperazione de la Provincia de Milán, y otros especialistas en la obra de Vallejo.

En Génova y Turín se realizarán eventos similares el 20 y 21 de abril, en los que se analizará y comentará la poesía vallejiana y además se ofrecerá música latinoamericana.

El evento es organizado por la Asociación Cultural “Nuevo Horizonte Latino”, con el patrocinio de la Unesco, de la Región Lazio, la Municipalidad de Roma – Consejero Adjunto para América Latina, del Instituto Italo Latino Americano, del Instituto Cervantes de Roma, la Universidad “La Sapienza” de Roma, la Universidad Roma 3, la Asociación Amigos de César Vallejo de París; los Institutos de Estudios Vallejianos de Santiago de Chuco - Perú, París, Londres y Utah (EEUU), de America Latina Online, y la contribución de Ria Envía.

viernes, 6 de abril de 2007

Mejoras en la Ciudadela de KUELAP


Tras informar que en la mañana de hoy realizó un viaje por el departamento de Amazonas acompañado por Oscar Altamirano Quispe su presidente regional, el presidente de Perú Alan García Pérez, anunció que se restaurará el aeropuerto de Chachapoyas, se asfaltará la vía de acceso a dicha ciudad y se licitará un teleférico para que los turistas puedan visitar los restos arqueológicos de Kuelap.

García Pérez afirmó que después de Machu Picchu, la ciudadela de Kuelap –ubicada cerca de la capital del departamento de Amazonas- merecería ser "la octava maravilla del mundo", toda vez que es una muestra extraordinaria de la cultura Chachapoyas, la cual brilló desde siete siglos antes que aparecieran los Incas, en lo que es hoy el territorio peruano.

No obstante, lamentó que Kuelap no esté muy difundida y que sea de difícil acceso, a pesar de ser comparable con la ciudad griega de Micenas, reino del legendario protagonista de la Ilíada, Agamenón.

En ese sentido informó que se tomarán una serie de medidas para que esta extraordinaria ciudadela pueda ser visitada, mediante la refacción, construcción y mejoramiento del aeropuerto de Chachapoyas.


Asimismo, refirió que se asfaltará la pista que conduce a dicha ciudad y se licitará la construcción de un teleférico que permita a los visitantes llegar en poco tiempo hasta los restos arqueológicos, lo que actualmente demanda varias horas y soportar un agotador trayecto.

jueves, 5 de abril de 2007

José de San Martín y la Independencia de Perú


El 8 de septiembre de 1820 luego de independizar Chile de la Corona Española , el General José de San Martín y su ejército desembarcan en el puerto peruano de Pisco haciendo retroceder al ejército realista, que se repliega a la zona de Sierra.

La expedición estaba constituida por alrededor de 4,500 hombres, pertenecientes al Ejército Libertador de los Andes y al Ejército de Chile, de los cuales 1,600 eran marinos, los que fueron transportados en ocho navíos de guerra y dieciséis transportes.

El virrey español Pezuela, jefe del ejército realista, tenía bajo su mando a unos 20.000 soldados, distribuidos por todo el virreinato, de los cuales la mayor parte defendía Lima; tratando de ganar tiempo para reunir a todos los soldados, plantea una salida diplomática al conflicto, que finalmente no llegó a ningún acuerdo aceptable para San Martín. Éste envía inmediatamente una división al mando del general Juan Antonio Álvarez de Arenales hacia Lima, por la ruta de la sierra, para propiciar la insurrección de las poblaciones a lo largo de su trayecto.

San Martín sigue con la flota y en los primeros días de noviembre desembarca en la localidad de Huacho, donde fortifica su posición e inicia su estrategia para sitiar definitivamente Lima.

El 29 de enero de 1821 se sublevan altos oficiales realistas contra el virrey Pezuela, quien es derrocado y sustituido por el general José de La Serna, que será nombrado virrey del Perú por la corona; quien propone a San Martín nuevas negociaciones diplomáticas; éstas finalmente fracasan debido a que la propuesta definitiva del General era la independencia del Perú.

El sitio de Lima se prolongó por algunos meses y en el mes de marzo arribó al Perú el capitán Manuel Abreu, enviado por el rey de España como emisario pacificador, sin ninguna consecuencia favorable para los independentistas y San Martín decide iniciar nueva estrategia y envía dos ejércitos, uno al mando del general Guillermo Miller, para desembarcar en las costas del sur y otra al mando del general Arenales, hacia a la sierra.

San Martín deja Huacho y desembarca en Ancón, estrechando el cerco a Lima. A la vez, inicia negociaciones de paz, que se realizan en la hacienda de Punchauca, cerca de Lima, a fines de abril, mediante sus delegados Guido, García del Río y José Ignacio de la Rosa y los del virrey La Serna; Abreu, Manuel de Llano y Mariano Galdiano. Las negociaciones fracasan nuevamente.

El alzamiento del regimiento realista Numancia -integrado por venezolanos- a favor de la independencia, le abre las puertas de Lima a San Martìn, obligando a La Serna a abandonar la ciudad el 5 de julio, internándose en la sierra.

San Martín ocupa Lima y reúne a Cabildo Abierto el 15 de julio. El día 28 de Julio San Martín declara la independencia de Perú y es nombrado Protector del Perú con autoridad civil y militar.

Ese mismo año fundó la Biblioteca Nacional del Perú a la cual donó su colección personal de libros y creó la Orden El Sol del Perú. Gobierna el Perú desde el 3 de agosto de 1821 hasta el 20 de septiembre de 1822.

Durante su protectorado recibe un pedido de ayuda del general Antonio José de Sucre, lugarteniente de Simón Bolívar, para la campaña en Ecuador. San Martín envía soldados que participaron en las victorias de Riobamba y Pichincha, que garantizaron la rendición de los realistas en Quito.

Entre los días 26 y 27 de julio de 1822 se realiza la Entrevista de Guayaquil, donde se reúne con Bolívar, teniendo como tema principal la liberación del Perú, principal baluarte realista español en Sudamérica, cediendo a éste la iniciativa y conducción de la campaña libertadora. Poco después decide retirarse de todos los cargos y volver a su país.

miércoles, 4 de abril de 2007

La Conquista del Imperio Inca


Francisco Pizarro nació en la ciudad de Trujillo, Extremadura, España. Existen dudas acerca de la fecha exacta de su nacimiento puesto que, si para unos historiadores fue el 16 de marzo de 1476, para otros fue la misma fecha, pero del año 1478. Algunos historiadores llegan a hablar de 1472.

La infancia de Francisco Pizarro González fue muy pobre y difícil, de forma que tuvo que dedicarse a cuidar cerdos. No recibió ninguna educación y nunca aprendería a leer y escribir. Al parecer abandonó Trujillo y se dirigió a Sevilla entre 1492-93, debido a que perdió algunos de los animales a su cargo y temía ser castigado.

En 1502 llegó a
América en la expedición de Nicolás de Ovando, el nuevo gobernador de La hispaniola. De sus primeros años en América se conoce muy poco. Probablemente participó en la “pacificación” de la Hispaniola.

En 1524, Pizarro se asocia con Diego de almagro y Hernando de Luque, un hombre influyente, cura de Panamá, para conquistar "Birú" (el Imperio Inca de Perú), del que tenían vagas noticias, repartiéndose las responsabilidades de la expedición. Pizarro la comandaría, Almagro se encargaría del abastecimiento militar y de alimentos y Luque estaría al cargo de las finanzas y de la provisión de ayuda. Existen noticias de un cuarto asociado, el licenciado Espinosa, que no quiso figurar oficialmente y que habría sido el financiador principal de las expediciones hacia el Perú.

Entre 1524 y 1528, Pizarro y sus socios hicieron dos intentos de conquista (1524-1525 y 1526-1528). En ambas fracasaron, pero las noticias y la captura de algunos indígenas y algunas piezas de oro les hicieron intentar la conquista una tercera vez.

Después de las dos primeras expediciones, y ante la negativa del gobernador panameño Pedro de los Rios de continuar apoyando más expediciones hacia el sur, Pizarro se dirigió a España en 1529 a pedirle al emperador Carlos V los títulos y el apoyo necesario para la conquista. El rey dispone la redacción de un convenio y se firma la Capitulación de Toledo el 17 de Agosto de 1529.

Pizarro obtiene ayuda y muchos beneficios, principalmente para él, cosa que en el futuro le traerá serias complicaciones con Almagro, uno de sus socios. Específicamente, la capitulación le nombra a él únicamente gobernador, capitán general y adelantado de las nuevas tierras conquistadas. Se da tiempo para ir a Trujillo y convence a sus hermanos y allegados para que lo acompañen en la empresa. Sus invitados más valiosos son Francisco de Orellana, futuro descubridor del Amazonas, y Hernando, su hermano.

En 1531, llega a Perú, escenario en esos momentos de una guerra civil en el imperio inca que enfrenta a Atahualpa (de Quito) y a su hermano, Huascar (de Cusco), ambos hijos del Inca Huayna Capac. Pizarro se adentró temerariamente en el territorio inca con 180 soldados y 37caballos, se dirigió a Cajamarca, donde, en desigual batalla, logra hacer prisionero a Atahualpa el 16 de Noviembre de 1532.

Tras el pago de un fabuloso rescate en oro y plata, Pizarro, reforzado por la llegada de Almagro con un centenar de arcabuceros, no sólo no cumple su promesa de liberar a Atahualpa, sino que con la excusa de que había mandado ejecutar a su hermano (lo cual era cierto) y de que preparaba una sublevación general del país (que no lo era) es ejecutado.

A continuación se alió con la nobleza del Cusco, partidaria de Huáscar, lo cual le permitió completar sin apenas resistencia la conquista de Perú. Tras nombrar Inca a un hermano de Atahualpa, Tupac Huallpa, marcha al Cusco, capital del Imperio Inca, ocupándola en Noviembre de 1522.

El 18 de Enero de 1535, fundó en la costa la Ciudad de los Reyes, pronto conocida como Lima, con lo que se inició la colonización efectiva de los territorios conquistados.

martes, 3 de abril de 2007

Felipe Pinglo Alva el Mayor Compositor de Música Criolla de Perú


Felipe Pinglo Alva es más que el mayor compositor de música criolla en el Perú. Y también una leyenda elevada al panteón de la identidad nacional. Sin embargo, muy poco se sabe de la relación de Pinglo con su contexto social, con el movimiento popular en alza y los miembros de la denominada Generación del Centenario.

El libro Felipe de los pobres. Vida y obra en tiempos de luchas y cambios sociales, del periodista Ernesto Toledo Brückmann da cuenta de estas preocupaciones, a fin de devolver a un Felipe Pinglo imbuido en los debates políticos y culturales de su tiempo.

“En medio de las profundas contradicciones de la sociedad peruana, intento trazar una visión dialéctica de la obra de Pinglo. No es descabellado situarlo dentro de las posturas socialistas, apristas y anarquistas imperantes en la época. El fundador de la célula comunista en Barrios Altos llevó a Pinglo a un evento al que asistieron Mariátegui y Delfín Lévano. Eso lo cuenta Acosta Ojeda en el prólogo del libro”, asevera Toledo Brückmann.

Pero, sobre todo, Pinglo le canta a los marginales de la sociedad. “Sitúo a los personajes de las canciones –el plebeyo, el canillita, el mendigo– en el contexto en que se vivía. Era una época de tanta efervescencia que el presidente Benavides pensaba que las canciones de Pinglo eran de Haya de la Torre.” Un moderno criolloAunque testimonió la frustración de la sociedad, Pinglo les cantó a las mujeres, los cabarets y los “paraísos artificiales” de drogas como el opio. No obstante, para el caso de las mujeres utilizó una retórica romántica, influenciado por Bécquer y Darío; pero para el caso del opio, sus descripciones van por el lado de las sensaciones corporales.

“El objetivo del trabajo era erradicar el estigma hacia lo criollo: la bohemia, el alcohol, la adicción y la irresponsabilidad. Estos músicos también supieron testimoniar cosas. La mayoría de ellos provenía de la clase obrera. Alejandro Ayarza, Karamanduka, llevó la música a los sectores altos.

Asimismo, gente con mucho dinero descendía a los sectores lumpenescos y se contagiaba de la música criolla en la década de 1920 y 1930.” El auge y la expansión de la música criolla y andina serían hitos de la cultura popular y de masas en los próximos años. Sin el rol decisivo de Pinglo, esta historia no hubiera sido la misma.

5 claves sobre Felipe Pinglo Alva- Vida. Nació en 1899 y murió en 1935, víctima de la tuberculosis.- Prolífico. Es autor de innumerables composiciones que enriquecen el cancionero criollo.- Deportista. Fue entusiasta futbolista y jugó en equipos como el Alfonso Ugarte, Sportivo Uruguay y Atlético Lusitania.- Ritmos. El fox trot, one-steps, black botton y el jazz ejercieron notoria influencia en sus composiciones.- Cine. Dos años después de su muerte hicieron películas peruanas con música de Pinglo: El gallo en mi galpón y Los palomillas del Rímac.

Otros libros de Toledo Brückmann:
[A] Hasta cuándo: la prensa peruana en el fin del fujimorato.

[B] Síntesis histórica y clasista de las comunicaciones en el Perú.

[C] Retablos de Ayacucho. Testimonio de violencia.

lunes, 2 de abril de 2007

Restos del Ultimo Inca


En una modesta iglesia del barrio de San Cristóbal, al pie de las monumentales ruinas de la fortaleza de Sacsayhuamán, cerca al Cusco (Perú), yacen los restos del último inca que llegó a gobernar. La tumba intacta de Paullu Topa Yupanqui Inca, encontrada a finales de marzo pero que será abierta dentro de dos semanas, significará un hallazgo sin precedentes, ya que no se conservan restos de ninguno de sus antecesores. Los incas embalsamaban a sus muertos y los primeros conquistadores, llegados en 1532, hallaron las momias de los incas en el principal templo del Cusco, los despojaron de sus joyas y terminaron quemándolas en aras de la "extirpación de idolatrías".

Pasó a la historia como un gobernante títere, pero fue un pacifista moderno, según los documentos. Pero hasta ahora nadie se acordó de Paullu Inca, hijo de Huayna Cápac, hermano de Atahualpa, Huáscar y Manco Inca, muerto en 1548. Tal vez porque lo protegió su propia leyenda negra. Pasó a la historia como un traidor, un colaboracionista, un gobernante títere de los conquistadores españoles en la capital del imperio de los incas. Pero Paullu Inca fue, según la historiadora española Mari Carmen Martín Rubio, un pacifista, un gobernante moderno, inteligente y con visión de futuro. Llegó a estas conclusiones tras consultar múltiples referencias de los cronistas de la época. Al final dio con el testamento de su nieto, Carlos Melchor Inca, que murió en El Escorial pero que dejó escrito que quería que sus restos reposaran junto a los de su abuelo en la iglesia de San Cristóbal, lugar donde Paullu construyó una ermita al lado del palacio de Qolcampata, heredado de Huáscar. Ahí creó una escuela para que los cusqueños no olvidaran los conocimientos de sus antepasados.

Paullu aprendió español, a leer y a escribir, a montar a caballo. Vestía ocasionalmente ropajes españoles y se hizo bautizar como Cristóbal en 1543. "Los documentos dejan traslucir que Paullu mantuvo sus prácticas de la religión inca junto a las cristianas. También que ayudó a su hermano Manco Inca, que lideró la rebelión contra los españoles y a su sobrino Sayri Túpac, también luchador en el exilio", explica la autora del hallazgo. "Lo que más me interesa es reivindicar su figura como nexo entre dos culturas".

Hace 10 días un ingeniero geofísico francés realizó con unos sofisticados equipos una especie de ecografía del sitio detectando cuatro importantes anomalías en el suelo, las correspondientes a las criptas. Tanto el párroco de la iglesia como los dirigentes locales están encantados con la noticia. La prensa peruana ha dado gran cobertura al descubrimiento. "Como es una iglesia pobre, el que se encuentre ahí la única tumba que se conserva de un inca les hace sentir orgullosos, además de los beneficios que el turismo le pueda reportar en el futuro", dice la historiadora.

Tanto ella como los científicos que han colaborado hasta ahora lo han hecho por amor al arte. Ahora que las autoridades eclesiásticas y estatales les han dado el permiso para excavar, esperan encontrar apoyo económico para el proyecto. "Sólo voy a tocar la momia para extraer una muestra de ADN, que me servirá para confirmar su identidad", dice Martín Rubio, que espera que en el futuro se pueda levantar un museo de sitio y un mausoleo.

Si el llamado señor de Sipán, encontrado en 1987 en una fastuosa tumba, rodeado de sus esposas y un séquito, con sus joyas y pertenencias, se ha convertido en un tesoro arqueológico, es muy probable que la tumba del último inca reinante no decepcione. En todo caso, los chamanes vecinos ya están celebrando sus rituales pidiendo permiso, antes que el rey de los incas vuelva a ser tocado por el sol.

Leyenda Sobre la Creación del Imperio Inca


Esta leyenda la dio a conocer el Inca Garcilaso de la Vega (15391616). Este cronista fue hijo de un capitán español Sebastián Garcilaso de la Vega y de la ñusta inca Isabel Chimpu Ocllo, nieta de Túpac Yupanqui. Su anciano tío Cusi Huallpa, fue el que más información le proporcionó. Poniendo el relato en boca de su tío, relata Garcilaso esta leyenda.

Nuestro padre el Sol, viendo los hombres en el estado en que estaban, se apiadó y tuvo lástima de ellos y envió del cielo a la tierra un hijo Manco Capác y una hija Mama Ocllo para civilizar a los pobladores. Con esta orden y mandato puso nuestro padre el sol estos hijos suyos en la lago Titicaca que está a 80 leguas de aquí. Y les dijo que fuesen por donde quisiesen y, doquiera que parasen a comer o a dormir, procuren hundir en el suelo una varilla de oro que les dio para señal y muestra: Que donde aquella barra se les hundiese con sólo un golpe, allí quería el sol nuestro padre que parasen e hiciesen su asiento y corte…

Ellos salieron del Titicaca y caminaron al septentrión. Y por todo el camino, doquiera que paraban, tentaban hincar la barra de oro y nunca se les hundió. Así, entraron en una venta o dormitorio pequeño, que está siete u ocho leguas al mediodía de esta ciudad, que hoy llaman Pacárec Tampu… Es uno de los pueblos que este príncipe mandó poblar después y sus moradores se jactan hoy grandemente del nombre, porque lo impuso nuestro Inca.

De allí llegaron Manco Capác y Mama Ocllo, nuestra reina, a este valle del Cuzco, que entonces todo él estaba hecho montaña brava. La primera parada que en este valle hicieron fue en el cerro llamado Huanacauri, al mediodía de esta ciudad. Allí procuró hundir en tierra la barra de oro, la cual con mucha facilidad se les hundió al primer golpe que dieron en ella, que no la vieron más. Entonces dijo nuestro Inca a su hermana y mujer: En este valle manda nuestro padre el sol que paremos y hagamos nuestro asiento y morada para cumplir su voluntad…

Del cerro Huanacauri salieron nuestros primeros reyes, cada uno por su parte, a convocar las gentes… El príncipe fue al norte y la princesa al sur. A todos los hombres y mujeres que hallaban por aquellos breñales, les hablaban y decían que su padre el sol los había enviado del cielo para que fuesen maestros y bienhechores de los moradores de toda aquella tierra sacándoles de la vida ferina que tenían y mostrándoles a vivir como hombres… Los cuales, viendo aquellas dos personas vestidas y adornadas con los ornamentos que nuestro padre el sol les había dado y las orejas horatadas y tan abiertas como sus descendientes las traemos…, maravillados por una parte de lo que veían, y por otra aficionados de las promesas que les hacían, les dieron entero crédito a todo lo que dijeron. Y los adoraron y reverenciaron como a hijos del sol y obedecieron como a reyes.

Nuestros príncipes, viendo la mucha gente que se allegaba, dieron orden que unos se ocupasen de proveer de su comida campestre para todos, para que el hambre no los volviese a derramar por los montes. Mandó que otros trabajasen en hacer chozas y casas, dando el Inca la traza como las habían de hacer. De esta manera se principió a poblar esta nuestra imperial ciudad, dividida en dos medios que llamaron Hanan Cuzco (parte alta )y Hurin Cuzco(parte baja ).

Los que trajo el rey quiso que poblasen a Hanan Cuzco, y por eso le llamaron “el alto”. Y los que convocó la reina, que poblasen a Hurin Cuzco, y por eso le llamaron “el bajo”. … y mandó que entre ellos hubiese una sola diferencia y reconocimiento de superioridad: que los del Cuzco alto fueses respetados y tenidos como primogénitos hermanos mayores y los del bajo como hijos segundos, Y, en suma, fuesen como el brazo derecho y el izquierdo en cualquier preeminencia de lugar y oficio por haber sido los del alto atraídos por el varón y los del bajo por la mujer.

A semejanza de esto hubo después esta misma división en todos los pueblos grandes o chicos de nuestro Imperio Inca, que los dividieron por barrios o por linajes diciendo Hanan ayllu y Hurin ayllu, que es el linaje alto y el bajo, Hanan suyu y Hurin suyu, que es el distrito alto y el bajo…

Las biografías de Betanzos y de Garcilaso, estaban ligados a las más importantes dinastías
imperiales. Betanzos a la de Hatun ayllu, linaje de Pachacútec y Atahualpa; y, Garcilaso, a la dinastía de Cápac ayllu, de Túpac Yupanqui y de Huáscar Inca Yupanqui. Ello nos hace notar una visión muy particular de cada ayllu sobre el origen del imperio. Podría decirse que el "Mito de los hermanos Ayar", es la visión de la creación del Imperio de los Hatun ayllu; y, la "Leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo", la visión de la creación del Imperio de los Hurin ayllu.

domingo, 1 de abril de 2007

Caminos de los Incas


En los diversos puntos en los que se asentaron los incas, ellos construyeron varios tramos para constituir un sistema de comunicaciones que derivaban en “el ombligo del mundo”, eso significa en quichua Cuzco.

Conformados por piedras rectangulares de grandes dimensiones, luego de varios siglos, esos trayectos se mantienen intactos, lo que permite que sean atravesados por los amantes de la aventura y -sobre todo- de la historia.

Camino del Inca, sendero por donde incas y cañaris transitaban rumbo a Naranjal. Uno de esos trechos atraviesa lo que ahora es Naranjal. Se trata de una pequeña ciudad de 48 000 habitantes, ubicada a 90 km de Guayaquil. Este lugar es atractivo para los turistas por su clima templado -ya que el poblado está situado entre la Costa y la Sierra-, por sus aguas termales y por sus cascadas. Pero para los incas significaba mucho más que eso. Durante la época precolombina esta ciudad era un campo estratégico para las operaciones militares de la conquista del Reino de Quito y, además, se constituyó como un sitio para sostener la hegemonía inca, según la ‘Recopilación Histórica’ publicada por el gobierno municipal de la ciudad.

También era el lugar de intercambio comercial entre Costa y Sierra, del actual Ecuador, gracias a su estratégica ubicación geográfica, que implica una cercanía a la cordillera Andina y a una de las zonas costeras de mayor riqueza marina, el Golfo de Guayaquil. Eso, en cuanto historia, si se la repasa rápidamente...El Naranjal de hoy, sin embargo, no es ese. Esa importancia histórica se reduce a uno arco gigantesco que da la bienvenida a la ciudad y que tiene grabada la frase: Camino Real del Inca, una obra municipal que se construyó hace tres años, aproximadamente.

Al ingresar a la ciudad actual, los elementos que se definen como atractivos a los visitantes y que constituyen la identidad del lugar hoy en día son los baños termales de los alrededores y los platos hechos con los cangrejos de los manglares de Churute, por mencionar algunos. Otra particularidad: es un sitio indispensable para transitar hacia la provincia de El Oro y de allí a la frontera con Perú.... Ni rastro de los incas.

El visitante inocente y desconocedor de la historia puede despistarse y perderse viendo las imágenes del parque central cercado, con columpios, muy moderno. Solo si se tiene un poco más de perspicacia y se analiza el contexto, haciendo un paneo con la mirada, salta a la vista que a uno de sus lados está la iglesia principal y en otro, la municipalidad. Esta era la disposición habitual en las ciudades que luego fueron colonizadas por los españoles.

Frente al parque, Wilson Cabrera, representante del departamento de Promoción Turística, indica que hay una casa que tiene más de 180 años de existencia, en la que pernoctó Simón Bolívar, quien cruzó por esta ciudad para encontrarse con el general San Martín, en Guayaquil. Pero la casa también pasa casi desapercibida para muchos, pues la heladería que queda a su lado, donde los niños se refrescan luego de jugar en el parque, y las tiendas captan la atención de manera más rápida. En memoria del cruce del Libertador, se erige otro arco. Y uno también por René Meneses, quien escribió el himno de Naranjal.

Hay que hurgar un poco para adentrarse en la historia trascendente del sitio, la que corresponde a su importancia como parte de la ruta del Inca. Desde la secretaría de Turismo de Naranjal se promociona esta ruta que va hacia Molleturo, a casi 80 km de Naranjal. La población más cercana hacia ese punto es Hierba Buena. Este es un pueblo pequeñito. En torno a la iglesia, parque y escuela, las rocas enormes rectangulares son testigos del paso de los incas por Hierba Buena. Por ese mismo trecho por el que se cree que cruzaban los chasquis, ahora los niños de la escuela del pueblo corren y en las áreas verdes de los alrededores, come el ganado, del que se alimenta su gente. Unas niñas se acercan al equipo de este Diario y tras la pregunta de si saben a qué aluden esas piedras, Maribel, de 9 años, contesta que son de la naturaleza y les sirven de camino para ir de una casa a otra. De ahí hasta el tramo que marca la historia relevante de Naranjal, casi no hay habitantes. Son cerca de 4 000 metros de altitud a los que se está, cuando se llega a Molleturo, donde empezaba el descenso de los incas a Naranjal. En ese trayecto, que dura entre cuatro y seis horas, el caminante puede encontrar el puente del Inca, la piedra del sacrificio, la laguna Negra, entre otras estampas.

Luego de las horas de camino, se llega a Naranjal. La ciudad se muestra con una inocencia peculiar, aportada por el maquillaje del urbanismo contemporáneo. Si no se recorre dicho tramo, Naranjal parece un pueblecito más, modesto, pintoresco y con gente muy amable, donde no pasa nada ni pesa ninguna historia. Y su importancia se reduce a su producción de bananos (ahí están las más grandes bananeras del país) y al comercio informal... Para quien se queda con algo más de ‘pica’ por conocer la historia, luego de la conexión a Tambo de Paredones, (Molleturo), desde Naranjal, el trecho seguía hacia Tomebamba (Cuenca). Continúa hacia Cojitambo ( Azogues) y por último terminaba con del Tambo Real de Ingapirca (Cañar). Esta era residencia eventual del Gran Atahualpa, señor del Tahuantinsuyo...

La temperatura media anual es de 20 ºC. A medida que se va hacia Molleturo, para descender por el camino del inca, la temperatura se vuelve cada vez más baja. Naranjal colinda al norte con Yaguachi y Durán. Al sur, con El Oro. Al este, con Cañar y Azuay. Y al Oeste con el Canal de Jambelí Naturaleza Los productos de los que viven los agricultores de la zona son arroz , maíz, banano, cacao y caña de azúcar, principalmente.

Páginas vistas en total